Con cunas de cartón, SLP quiere evitar muertes de bebés

Autoridades de salud de San Luis Potosí arrancaron la entrega de cunas de cartón con la finalidad de bajar los índices de muerte de cuna en familias con recién nacidos.

Ciudad de México

Con la intención de “combatir la muerte de cuna”, la Secretaría de Salud y el DIF estatal de San Luis Potosí arrancaron la entrega de mil paquetes para bebés recién nacidos -que incluyen una caja de cartón para usarse como cuna- a padres y madres de escasos recursos.

La publicación de la entrega de los paquetes como parte del programa “Construye Futuro Abrazando Corazones” en la cuenta de Facebook del Sistema de Salud estatal de San Luis Potosí causó burlas y enojo entre usuarios de internet, debido a que las cunas son cajas de cartón.

La Secretaría de Salud y el DIF estatal en conjunto imitaron el programa que ya implementa la Ciudad de México desde 2015, que a su vez fue una copia de la iniciativa de equidad para recién nacidos impulsada por el gobierno de Finlandia… en 1949.

Cecilia González Gordoa, directora del DIF potosino, aseguró que la iniciativa está encaminada a reducir la incidencia del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante, mejor conocido como muerte de cuna.

“Este programa es un incentivo para prevenir la muerte de cuna y aparte para que las familias en situación de vulnerabilidad, que viven en hacinamiento, (brinden) espacio para el bebé (...) duerme la familia completa hasta en el piso dentro de una habitación”, explicó en entrevista la directora del DIF potosino.

La cuna incluye, además de la caja de cartón, un colchón “antiflujo” (que tiene un desnivel para que cuando el bebé se encuentre acostado su cabeza esté en una posición más alta), una cobija en forma de costal de material polar, un gorro tejido, dos guías para cuidado de bebés pensado para padres primerizos, una bolsa con 10 pañales, ropa de bebé y vitaminas.

El costo de cada paquete, según explicó la funcionaria del DIF, es de alrededor de 500 pesos y tienen planeado distribuir mil de ellos a través de la red de hospitales y dispensarios del Sistema de Salud estatal.

En 2015, el gobierno de la Ciudad de México lanzó un programa similar llamado “Cuna CDMX”, que incluía la entrega de una caja de cartón, varias piezas de ropa de bebé, cobijas, sábanas, toalla, esponja, tiraleche con contenedor, jabón neutro, crema, termómetro, toallas húmedas, cortauñas, un peine, entre otras cosas. El costo de ese paquete, según documentos del gobierno local, es de mil 350 pesos.

Ante las críticas generadas en redes sociales en contra de las autoridades de salud de SLP por la donación de las cunas, la directora del DIF estatal lamentó que la noticia haya tenido un impacto negativo.

“Desgraciadamente el amarillismo y el golpeteo político no permite que este tipo de programas crezca”, lamentó Cecilia González Gordoa.