Festejan en grande 125 años de Tijuana

El alcalde dijo que no hay eventos elitistas y es la "frontera más visitada del mundo", por lo cual celebran con un mosaico de pobladores de todo el país y otras naciones.

Tijuana

La noche de este jueves se realizó una fiesta para las familias tijuanenses; el Parque Teniente Guerrero que celebra 90 años de construcción, un sitio que han adoptado los pobladores y la Asociación Unidos por Tijuana que desde hace 26 años, conmemora año con año el aniversario de esta frontera,

El presidente municipal, Jorge Astiazarán Orcí, que estuvo acompañado por su familia y funcionarios del 21 Ayuntamiento, comentó la necesidad de festejar a esta tierra.

"Este es un parque que inició su construcción en 1923; con los impuestos de todos los tijuanenses se remozo este parque y hoy queremos felicitar a  Tijuana, cantarle sus mañanitas. No hay eventos elitistas, son eventos de familia, eventos culturales, para todos, es lo que queremos festejar siempre, ojalá que el mes de julio se festeje siempre a Tijuana, hacen falta recursos, pero hay voluntad.

Para el presidente municipal de Tijuana, es necesario celebrar a esta tierra que está formada por una población migrante. El festejo estuvo aderezado con la participación musical de más de 50 niños del Centro de Artes Musicales, quienes interpretaron el Huapango de Moncayo y el Danzón No. 2, motivo de  orgullo de los nuevos tijuanenses.

"Que tenemos una oportunidad de trabajo, que tenemos familia, que tenemos voluntad de hacer las cosas bien. Somos un crisol de la República Mexicana, esta es una ciudad de migrantes, el 50 por ciento de la población no nació aquí y trajo lo mejor, su cultura, su gastronomía y eso es lo que hace grande a los tijuanenses.

El Festejo se realizó como cada año dentro del Parque Teniente Guerrero a donde acudieron los antiguos pobladores de la ciudad, como el presidente de la Asociación Unidos por Tijuana Ricardo Fitch.

"Usted está viendo el parque hermoseado, rehabilitado, está toda la reposición de prados, el piso del kiosco, saneado de árboles, le agradecemos y que  viva Tijuana".

Se partió un pastel con la forma de la Torre de Agua Caliente, ícono de esta ciudad.