• Regístrate
Estás leyendo: Cumple 69 años escuela que pidió combatiente mexicano a Ávila Camacho
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 19:53 Hoy

Cumple 69 años escuela que pidió combatiente mexicano a Ávila Camacho

Solo tres de los 18 sobrevivientes de aquel grupo de combatientes estuvieron presentes en el aniversario. Ataviados con sus uniformes kaki, sus cuarteleras y llenos de recuerdos.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

David Monroy

Antes de partir para combatir con las fuerzas aliadas en el Pacífico, el soldado tepozteco, Ángel Bocanegra pidió una escuela para su pueblo, que 69 años después, ha sido cuna académica de cientos de generaciones de este municipio.

En el centro de Tepoztlán, a un costado de la alcaldía de este pueblo mágico, el presidente Manuel Ávila Camacho, inauguró la escuela "Escuadrón 201", dos meses después de que los mexicanos combatientes en la gran guerra, regresaran a sus casas: se fueron 299, volvieron 280, aseguró Alberto Ramírez, secretario de la Asociación de Veteranos de la Segunda Guerra Mundial.

La historia dice que Ángel Bocanegra del Castillo, originario de Tepoztlán, frente al entonces mandatario Ávila Camacho, dio un paso al frente para solicitarle al también jefe máximo de las fuerzas armadas mexicanas, "una escuela para mi pueblo" a manera de solicitud última en caso de que no regresara con vida de las batallas que libraría la única Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana.

A diferencia de lo que se cree, el Escuadrón 201 si combatió en el aire, incluso logró algunas victorias como lo demuestra la bandera japonesa que luce colgada en la dirección de esta escuela. Casi 70 años después todavía es visible alguna inscripción en japonés y rastros y manchas de sangre en todo el lienzo.

A casi 70 años de la inauguración de esta escuela, sólo tres de los 18 sobrevivientes de aquél grupo, acudieron al aniversario. Ataviados con sus uniformes kaki, sus cuarteleras y llenos de recuerdos, los expedicionistas repartieron autógrafos y se tomaron fotos con los asistentes. Al fin y al cabo, son héroes de guerra y son mexicanos.

El Sargento primero armador, Fortino González Gudiño, de 94 años llamó a los niños y adolescentes de esta escuela y de todo el país, a emular su historia para servir y honrar a México. Cuando se fueron a la guerra, los mexicanos tenían de 19 a 21 años: "Lo hicimos nosotros, los de ahora (los jóvenes) también lo pueden hacer".

Además del programa cultural y artístico que les fue ofrecido por el alcalde del lugar, Francisco Navarrete Conde, el Escuadrón 201 recorrió en vehículo el pueblo de Tepoztlán, y luego fue agasajado con una comida consistente en barbacoa, arroz y frijoles.

"Esperamos regresar el próximo 25 de noviembre, para celebrar el 69 aniversario de la terminación de esta escuela", apuntó Ramírez.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.