Familiares niegan que cuerpos sean de trabajadores de Sedesol

Rechazan versión de la PGJ de Guerrero que sean ellos. Aseguran que los cuerpos no corresponden a sus familiares.

Acapulco

Esposas, padres, madres y amigos de los tres trabajadores de Sedesol, los cuales desaparecieron en la sierra de Coyuca de Benítez en abril pasado, rechazaron la versión oficial que presentó la Procuraduría General de Justicia de Guerrero de que los restos son de sus familiares.

En conferencia de prensa, Susana Radilla aseguró que se niegan a reconocer los restos humanos que les entregó la fiscalía guerrerense y sostuvo que los dictámenes periciales presentan “inconsistencias” y que no resisten un diagnóstico de especialistas.

“No reconocemos los cuerpos que guardan en el Semefo, ni mucho menos las pertenecías que dicen encontraron con ellos.

“Lo sostenemos por las siguientes consideraciones, tenemos dudas muy razonables y que fortalecen la hipótesis de que los funcionarios de la fiscalía quieren hacernos creer que son nuestros familiares desaparecidos”, dijo Susana Radilla, mientras las esposas sostenían los retratos de Gustavo Abarca Radilla, Héctor López Torres, y Carlos López Sánchez.

Sostuvo que los análisis de ADN que llevaron a cabo, y los exámenes periciales no resisten el mínimo rigor científico, pero además de acuerdo con especialistas consultados existen inconsistencias técnicas y científicas en cuanto a los dictámenes de química forense y de protocolo de metodología.