• Regístrate
Estás leyendo: Critican retroceso en movilidad sustentable
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 12:11 Hoy

Critican retroceso en movilidad sustentable

Para Moisés López Cantú, la deficiencia en los servicios hacen que usuarios migren al uso del auto y generen tráfico y contaminación.

Publicidad
Publicidad

Victoria Félix

Un 20 por ciento de la población del área metropolitana de Monterrey que se encuentra en situación vulnerable padece diariamente las fallas y altos costos del transporte urbano, pues no tienen la opción de trasladarse en un vehículo propio, señaló Moisés López Cantú, especialista en movilidad.

En entrevista para MILENIO Monterrey, el experto manifestó que Nuevo León está retrocediendo en materia de movilidad sustentable, ya que la deficiencia en los servicios de los camiones hace que los usuarios migren al uso del automóvil, generando más contaminación y tráfico.

“La única forma en que los conductores de auto se bajen de los autos y se suban al transporte público es tener servicios de calidad.

“Entonces, si no podemos garantizar la seguridad, ni los servicios públicos, pues cómo vamos a pedir que se suba la gente.

“El servicio se sigue deteriorando, pierde participación, y ya sabemos que la gente pobre es la más afectada porque no tiene auto y no tiene manera de moverse, la gente pobre es el 20 por ciento de la gente del área metropolitana y ¿qué va a hacer si no tiene servicios o están de mala calidad?”, cuestionó.

Además, en la encuesta de Cómo Vamos, Nuevo León 2016, en el rubro de Movilidad y Transporte, se observa que, para las personas que ganan hasta un salario mínimo, el porcentaje de gasto en transporte público es del 39 por ciento en promedio de sus ingresos.

Por otra parte, las personas que utilizan el automóvil o motocicleta como medio de transporte gastan en promedio 465 a la semana, según indica el mismo estudio realizado en todo el estado.

Aunque prevalece el uso del automóvil en la metrópoli con un 50 por ciento de los usuarios, López Cantú advirtió que las autoridades deben hacer hincapié en las revisiones anuales de la flotilla de transporte urbano, pues de lo contrario se expone a las personas a que las unidades presenten alguna falla física, mecánica o eléctrica, por no ser reguladas.

“Es un tema que se debe atender todos los años, en todos los meses y en todo momento. De hecho, es una de las pocas cosas que la administración puede controlar o supervisar de forma directa”, mencionó.

Asimismo, recordó que la primera fuente de contaminación al aire en el área metropolitana son las emisiones de los automóviles, por lo que tener una flotilla de transporte en mal estado no permite avanzar hacia la movilidad sustentable.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.