Morelos culpa a rector de la UAEM de crisis financiera

De acuerdo con documentos oficiales, el rector Alejandro Vera mantiene una nómina alta de personal de confianza y de asesores.

Morelos

El rector de la Universidad Autónoma de Morelos (UAEM), Alejandro Vera Jiménez, es el responsable del quebranto financiero en la institución, "al mantener una nómina alta de personal de confianza y de asesores, de acuerdo con documentos oficiales.

El oficio SG/188/2017 de la secretaría de Gobierno de Morelos, entregado al secretario ejecutivo del Colegio de Directores de la UAEM, Rolando Ramírez Rodríguez, quien fue nombrado por Vera como interlocutor para consolidar el rescate financiero, "es decisión de la comunidad universitaria el superar la crisis que pone en riesgo el prestigio y valores académicos".

El documento también acusa al rector de haber pospuesto en repetidas ocasiones las reuniones entre la máxima casa de estudios y las autoridades federales para revisar el tema.

"No omito manifestar a usted que, conforme la información existente, el Rector de la Universidad Autónoma del estado de Morelos, desde hace aproximadamente diez meses, ha pospuesto los acuerdos con la Secretaría de Educación Pública del gobierno federal, tendentes (sic) a alcanzar la reestructura del déficit financiero sufrido por la UAEM, sin realizar acción alguna para su resolución; el último acompañamiento del Poder Ejecutivo en las negociaciones sucedió hace ya dos meses", indica el documento firmado por el secretario de gobierno, Matías Quiroz Medina.

Mientras Vera Jiménez marcha rumbo a la Ciudad de México junto con el poeta Javier Sicilia y el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro, para solicitar, entre otros puntos, la intervención federal en el rescate financiero, el documento refiere que la universidad recibió "de manera anticipada" las aportaciones federales correspondientes a 2017, aunque no establece el monto.

Incluso, añade que la UAEM, que según el rector tiene un déficit de unos mil millones de pesos, también ha recibido "mes con mes", las aportaciones estatales, cuya suma tampoco menciona el funcionario, aunque si destaca que las autoridades estatales tienen conocimiento que "buena parte" del dinero recibido se ha utilizado para pagar un empréstito.

"Y lo que resulta de suma gravedad, (es que) las aportaciones fueron otorgadas a un banco como garantía de pago, sin contar con la autorización del Congreso del estado", afirma el secretario de gobierno en su oficio.

AA