Un crimen, no haber entregado despensas: alcalde de Chilpancingo

Mario Moreno Arcos pidió que se investigue por qué no se entregaron los víveres en tiempo y forma y si hay algún responsable que se le castigue.

Guerrero

El alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos y el rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán calificaron como un crimen la no distribución de despensas donadas para los damnificados por la tormenta tropical Manuel.

La tarde del miércoles, el alcalde Moreno Arcos señaló que todo lo que logró reunir de apoyos para los habitantes de comunidades afectadas por las lluvias de tres días se distribuyó, ya que en solo cinco pueblos de la zona rural hubo más de 12 mil personas afectadas.

Por eso, al conocer la información relacionada con la no distribución de víveres y enseres encontrados en un patio del DIF-Guerrero, el primer edil anotó: "Yo creo que debe investigarse la razón por las que estas despensas no fueron entregadas en tiempo y forma, si hay algún responsable que se le castigue; porque eso es un crimen".

Moreno Arcos recordó que en el caso de la Subsecretaría de Protección Civil, en donde hace un par de semanas se registró un primer caso de despensas no entregadas ya se abrió una investigación, por lo que la misma debe arrojar resultados.

Explicó que los apoyos dirigidos al municipio, se acató la determinación del presidente de la República Enrique Peña Nieto, en el sentido de que todos los apoyos los debía distribuir el Ejército.

Lamentó el hallazgo, porque "se están echando a perder despensas cuando hay mucha hambre, eso no es bueno".

Javier Saldaña Almazán, rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) reprochó que a cinco meses de la contingencia ambiental haya víveres y enseres amontonados en las instalaciones del DIF, ya que son muchos los pueblos que reclaman la entrega de apoyos.

Durante los días de la contingencia las instalaciones de la UAGro se habilitaron como almacenes y albergues para damnificados, pero cuando no se dio abasto canalizó todos los recibido hacia las dependencias que tenían la capacidad para distribuir.

"Lo que debemos hacer es tener mayor movilidad, más sensibilidad y oficio para que estas cosas no sucedan, sobre todo porque estamos en una entidad que resultó muy lastimada por el huracán", apuntó.

No distribuir ese tipo de apoyos está prohibido en cualquier parte del mundo, pero en un estado con las características de Guerrero, de acuerdo al rector de la máxima casa de estudios es sumamente graves.