• Regístrate
Estás leyendo: "Creo que pudiera ser un aviso muy grande de volver a Torreón"
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 20:15 Hoy

"Creo que pudiera ser un aviso muy grande de volver a Torreón"

Gilberto Prado Galán sintió que estaba en el pasaje de una novela del escritor estadounidense Paul Auster por lo que vivió.


Publicidad
Publicidad

Gilberto Prado Galán sintió que estaba en el pasaje de una novela del escritor estadounidense Paul Auster por lo que vivió.

Al igual que uno de los personajes de "Un hombre en la oscuridad", que estuvo cerca de perder la vida por una viga que le cayó, el lagunero supo que el destino da muchas sorpresas y que ahora quizá sea tiempo de cambiar de residencia.

A unas horas de cumplir sus 57 años y con 14 radicando en la capital del país, Prado Galán reafrmó lo que vale más que nada: vivir.

"Siempre he pensado en el anagrama de la palabra Torreón que es retorno y siempre he querido volver. Creo que pudiera ser un aviso muy grande y elocuente de que hay que girar la órbita del destino, aunque aquí tenga mis contactos y relaciones".[OBJECT]

TE RECOMENDAMOS: "Era una película de Hollywood, una película de miedo"

Cuenta de su experiencia durante el temblor de 7.1 grados que azotó el sur y centro del país.

¿En qué momento lo 'agarró' el temblor?

Estaba releyendo 'El amor en los Tiempos del Cólera', porque imparto un curso en Cancún, justo en el pasaje donde habla de una viuda que dice que vive con el cuervo del destino en el hombro empezaron a temblar las copas de mi cantinita y salí muy alarmado a la puerta de mi casa en la delegación Cuajimalpa.

Lo increíble era que los vecinos estaban viendo como mi carro Civic se movía hacia delante y hacia atrás a pesar de que tenía el freno de mano puesto.

Tenía la angustia porque mis dos hijas estaban fuera. Una de ellas trabaja en el Centro Histórico y otra que vivió el pánico mayúsculo porque estaba en el piso número 17 y ahí sintió que el edificio se bamboleaba en la colonia La Condesa.

¿Cuándo logró comunicarse con ellas?

Afortunadamente a través de una red que tenemos que se llama “Familia Prado”, pude estar en contacto con mi hija Sofía que estaba más aterrada de lo que ocurría.

Verónica también presenció cómo se desplomaba un edificio y ella todavía tuvo la voluntad de ir a la Condesa a tratar de ayudar a la gente.

Me imaginé aquella novela de Paul Auster donde a un personaje una viga se desprende el techo y casi lo mata, decide cambiar su destino.

Me estoy planteando salir de la Ciudad de México y vivir en otro lado, pues lo que vivimos nos demuestra que estamos expuesto y todo puede ocurrir.

dcr

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.