• Regístrate
Estás leyendo: Crece cáncer colorrectal: Es el 4º más frecuente en México
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 17:12 Hoy

Crece cáncer colorrectal: Es el 4º más frecuente en México

Dieta pobre en fibra, colitis ulcerosa crónica y genética entre las principales causas que disparan esta enfermedad.

Publicidad
Publicidad

Mucho menos conocido entre la población que los tumores malignos de mama o pulmón, en la última década el cáncer colorrectal (en el intestino grueso o colon y recto) ha avanzado silenciosamente hasta colarse como el cuarto más frecuente en México; mientras en países como Estados Unidos ya ocupa el tercer lugar.

De acuerdo con Alberto González Duarte, jefe del Servicio de Coloproctología del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara "Fray Antonio Alcalde" (AHCG), ser mayor de 50 años, el consumo excesivo de alcohol, el tabaquismo y la dieta pobre en fibra (baja en vegetales y alta en carnes rojas) son factores de riesgo que detonan esta enfermedad.

El cáncer de colon aparece no produce síntomas en sus fases iniciales. Por lo general comienza como un pólipo, es decir una pequeña bolita en la pared del colon que no es cancerosa. Al crecer los pólipos pueden sangrar, obstruir el intestino y convertirse en un tumor maligno. Cada año se presentan alrededor de ocho mil 700 casos nuevos de cáncer colorrectal entre mexicanos. Sólo en el AHCG en 2017 se detectaron 100 nuevos casos, entre las seis mil consultas que otorgó el Servicio de Coloproctología.

Cada 31 de marzo se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer de Colon, a propósito del cual los especialistas hacen un llamado a la prevención y detección oportuna de esta enfermedad, que al ser poco difundida no es tomada en cuenta sino hasta que se encuentra en etapas avanzadas, dificultando su tratamiento. Detectado a tiempo este tumor maligno puede ser curable hasta en 90 por ciento de los casos, pero el pronóstico se reduce a menos de 5 por ciento cuando se detecta en etapas avanzadas.

Por ello, González Duarte recomendó a la población a realizarse una colonoscopía a partir de los 50 años de edad, y acudir al médico ante síntomas como estreñimiento, pérdida súbita de peso y presencia de sangre en las heces.

Catherine Cabrera, médica del Servicio de Coloproctología explicó en conferencia de prensa que una alternativa no invasiva para la detección del cáncer de colon es la prueba inmunoquímica fecal, que identifica la sangre oculta en las heces. Si es positiva se requiere un segundo estudio, la colonoscopía (una prueba invasiva, que puede realizarse con sedación, y consiste en la exploración de la mucosa del colon utilizando un colonoscopio) para detectar una lesión premaligna.

Cabe referir que el AHCG es una de las pocas instituciones acreditadas en el país para la atención de pacientes con cáncer de colon y recto dentro del programa de Gastos Catastróficos; y en el marco del Día Mundial contra el Cáncer de Colon, ofrecerá el próximo lunes una plática informativa sin costo y de libre acceso en la explanada de este hospital.

Nuevos tratamientos

El biólogo molecular Horacio Astudillo de la Vega, director Médico de Nanopharmacia Diagnóstica resaltó a través de un comunicado, que antecedentes familiares de adenomas o cáncer ovárico en un pariente de primer grado, colitis ulcerosa crónica o colitis de Crohn de larga evolución, también inciden en el incremento de casos y otros factores de riesgo "muy importantes recientemente demostrados son la obesidad, el síndrome metabólico y la diabetes".

Sin embargo, la buena noticia es que tiene posibilidades de tratamiento y cura cuando se localiza en el intestino. La cirugía es el tratamiento indicado para 50 por ciento de los pacientes. Si después de la cirugía hubiera remanentes tumorales "existen estudios moleculares de medicina de precisión que logran tratamientos personalizados", basados en la determinación de las alteraciones genéticas de acuerdo al tipo de tumor de cada paciente.

"Después de años de investigación, sabemos que los tumores de cada paciente sufren alteraciones genéticas que definen la conducta biológica del tumor en cada paciente y que estas alteraciones que ocurren en el cáncer de una persona pueden no ocurrir en otros con el mismo tipo de tumor", explicó el biólogo molecular. Si bien, la medicina de precisión o personalizada, está lejos de ser una práctica generalizada en México, donde Astudillo refirió que se estima que ya existe un incremento anual de más de un 15 por ciento de nuevos casos de cáncer colorrectal cada año.

El escenario no es mejor en otras naciones. En Estados Unidos, por ejemplo, que lleva un registro nacional oncológico certero, se estima que en 2018 se detectarán casi 100 mil nuevos casos de cáncer colorrectal y habrá cerca de 50 mil defunciones por este tipo de tumor. Esto se explica debido a que las células cancerosas pueden viajar a otras partes del cuerpo (metástasis) y causar cáncer en otros órganos. De ahí la importancia de estar alerta y detectarlo en etapas tempranas.

Claves
Cáncer colorrectal, nuevo enemigo

El cáncer de recto y el de colon se suelen denominar conjuntamente como "cáncer colorrectal".

El cáncer colorrectal es originado por un pólipo, que es el crecimiento anormal de tejido en la mucosa del intestino grueso o recto.

El recto comprende las últimas pulgadas del intestino grueso. Comienza en el extremo del segmento final del colon y termina en el conducto estrecho y corto que llega al ano.

Cada año se presentan en México 8 mil 700 casos nuevos de cáncer colorrectal.

El cáncer de colon y recto es actualmente la cuarta causa de muerte por tumores malignos en México.

En 2017 se detectaron 100 nuevos casos tan sólo en Antiguo Hospital Civil de Guadalajara "Fray Antonio Alcalde".

En Estados Unidos se estima que en 2018 se detectarán cerca de 100 mil nuevos casos de cáncer colorrectal.

La OMS señala que los tipos de cáncer diagnosticados con mayor frecuencia a nivel mundial son:

En mujeres:
Mama, colon y recto, pulmón, cuello uterino y estómago

En varones:
Pulmón, próstata, colon y recto, estómago e hígado

Fuente: Hospital Civil de Guadalajara/Informe OMS, 2015.

Prevención

*Estudios de rutina en todos los adultos a partir de los 50 años de edad.

*Realizarse análisis a edad más temprana si tiene antecedentes familiares de cáncer colorrectal.

*Dieta balanceada con suficiente ingesta de fibra.

*Evitar el tabaquismo.

*Moderar el consumo de alcohol.

*Combatir la obesidad y el sedentarismo.

*Controlar el nivel de glucosa si se tiene diabetes.

Síntomas
*Diarrea, estreñimiento o evacuaciones intestinales más frecuentes

*Sangre roja u oscura en las heces

*Mucosidad en heces

*Heces delgadas

*Dolor abdominal

*Anemia por deficiencia de hierro

*Sensación de que no vaciaste por completo los intestinos

*Adelgazamiento sin causa aparente

Diagnóstico
El examen más preciso es la colonoscopia para examinar el revestimiento del recto y el intestino grueso. Se utiliza un tubo largo y flexible con una pequeña cámara de video en un extremo (colonoscopio) que se introduce a través del ano.

Si se descubre un pólipo o zona de tejido sospechosa, se pueden tomar muestras de tejido con instrumental a través del colonoscopio.

Tratamiento
Este tumor maligno puede ser curable hasta en 90 por ciento de los casos en etapas tempranas

La cirugía es la terapia para cáncer colorrectal que no se propagado ganglios linfáticos ni abarca gran extensión de otros órganos vecinos como el hígado,
La quimioterapia es terapia coadyuvante en etapas tempranas.

La radioterapia y quimioterapia pueden ser opciones para quienes no pueden someterse a cirugía o la terapia para casos avanzados.

Fuente: Clínica Mayo, Rochester (EU)/ Sociedad Americana Contra El Cáncer.

SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.