La CRAC bloquea la carretera Chilpancingo-Tlapa

Policías comunitarios exigen la liberación con vida del profesor Irineo Salmerón Dircio, quien fue levantado esta mañana, cuando se dirigía a trabajar. Tres horas dejaron varados a automovilistas.

Chilpancingo

Integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) bloquearon durante tres horas la carretera federal Chilpancingo-Tlapa, a la altura del internado Adolfo Cienfuegos, en la salida norte de Tixtla.

Con dicha acción, los policías comunitarios exigieron la liberación con vida del profesor Irineo Salmerón Dircio, coordinador de enlace con la Casa de Justicia de San Luis Acatlán de la CRAC, quien fue levantado la mañana del miércoles en el barrio de San Antonio.

Los grupos que llegaron a la salida norte de Tixtla operan en las comunidades de El Troncón, Zapote, Zacatzonapan, Acatempa y del barrio del Santuario, los que desde su creación han tenido la cobertura de la Casa de Justicia de San Luis Acatlán.

El profesor Salmerón Dircio fue interceptado por un grupo de hombres armados cuando se trasladaba a realizar sus actividades laborales de rutina, hasta entrada la noche del miércoles su familia no recibía ninguna comunicación de parte de los captores.

Los comunitarios mantienen el bloqueo en el punto en que convergen los automóviles que llegan de los 18 municipios de la región Montaña, además de Chilapa y Zitlala.

Desde las 17:00 horas se ha generado un tapón que mantiene varados a cientos de unidades particulares, del servicio público y camiones de carga.

No hay en las inmediaciones personal de la Policía Federal (PF) o del Estado, los integrantes de la CRAC mantienen el control de la carretera.

Dos días antes de que el profesor Salmerón fuera privado de la libertad, en la carretera que va de Tixtla hacia la comunidad de Atliaca se encontraron los cuerpos decapitados de nueve hombres, los que hasta el momento permanecen en calidad de desconocidos.

Los mandos de la CRAC señalan que en dos meses se han registrado tres ataques de la delincuencia en contra de la policía comunitaria, dos aparecieron muertos y el tercero es el caso del profesor Irineo.

Desde la última semana de septiembre de 2015, los Rojos y Ardilllos, grupos delictivos que se disputan el control de Tixtla sostienen una confrontación abierta que ha provocado el repunte de asesinatos y desapariciones forzadas.

En junio de ese año, cuatro policías comunitarios del barrio del Fortín fueron asesinados en una incursión furtiva de delincuentes, entonces la crac declaró que se quedaría al margen del conflicto.

El bloqueo se levantó después de las 20:20 horas, cuando los mandos de la CRAC recibieron el ofrecimiento de que al lugar llegarían representantes de la Fiscalía General del Estado (FGE), para hablar sobre las condiciones en que el coordinador de la comunitaria fue tomado cautivo por un grupo de delincuentes.


MMR