Coparmex Guerrero podría dejar de pagar impuestos por 'gasolinazo'

Adrián Alarcón Ríos, presidente de la Coparmex en la región Centro de Guerrero, dijo que su delegación encabezó la postura de no firmar el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico.
Adrián Alarcón Ríos, presidente de la Coparmex en la región Centro de Guerrero.
Adrián Alarcón Ríos, presidente de la Coparmex en la región Centro de Guerrero. (Rogelio Agustín)

Chilpancingo

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Guerrero advirtió que de no observar voluntad del gobierno de para modificar el precio de la gasolina, los empresarios podrían dejar de pagar impuestos.

Adrián Alarcón Ríos, presidente de la Coparmex en la región Centro de Guerrero, dijo que para el mes de marzo podría registrarse un despido masivo de trabajadores por las complicaciones económicas que genera el incremento en el precio de los hidrocarburos.

"Si no hay una rectificación en estos incrementos, para el mes de marzo tendríamos que recurrir al despido de entre el 20 y 30 porciento de nuestras nóminas, eso puede incrementar el problema de inseguridad que arrastramos", dijo Alarcón Ríos.

TE RECOMENDAMOS: Coparmex y Conago no firman acuerdo

Sostuvo que fue la delegación de Guerrero la que encabezó la postura de no firmar el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, propuesto por el gobierno federal.

Indicó que la crisis económica nacional apenas comienza, ya que tanto empresarios como consumidores aún cuentan con algunos recursos ahorrados durante diciembre de 2016.

Sin embargo, destacó que se espera que para el mes de marzo comience a registrarse el despido de trabajadores, lo que puede traducirse en complicaciones en temas como el de la inseguridad pública.

Admitió que en aras de resistir, los integrantes de Coparmex podrían recurrir a la contratación de préstamos bancarios, pero no tendrían la certeza de cómo se pagaría.

Sostuvo que el gobierno federal no asume una postura sensible, razón por la que se puede generar el surgimiento de grupos radicales que pongan en riesgo la estabilidad social.

Para evitar que la situación se salga de control, dijo que la Coparmex está demandando una reducción de 50 por ciento del IEPS.

Recordó que hasta hace poco, la Coparmex era un aliado "casi" incondicional del gobierno de la República, pero dadas las circunstancias, la postura actual ha dado un viraje importante.

AA