Contaminación en río Sonora no afecta a ganado: Sagarpa

Horacio Huerta Ceballos dijo que las pruebas realizadas por un laboratorio señalan que los animales que consumían agua de los abrevaderos de la zona no presentan tóxicos.
Prohíben que el ganado abreve.
No se ha detectado en los animales niveles de metales que puedan poner en riesgo la salud humana. (Joel Sampayo)

Ciudad de México

La delegación de la Secretaría de Agricultura en Sonora aseguró que el ganado que se cría en las márgenes del río Sonora, no representa ningún riesgo para la salud humana.

En entrevista con Milenio, Horacio Huerta Ceballos, delegado de la Sagarpa en aquella entidad, indicó que los resultados preliminares de las pruebas practicadas a los tejidos de diez vacas que consumían agua de los abrevaderos de la zona, no arrojaron ninguna evidencia de presencia de tóxicos.

"Las pruebas preliminares realizadas por un laboratorio certificado, no arrojaron ninguna complicación de cuidado, que pudiera poner en riesgo el consumo humano. Hemos hecho un muestreo a 60 productores de leche en la región, para analizar si existe alguna posibilidad de riesgo y tampoco hemos encontrado nada", indicó.

El delegado agregó que muestras de carne de cerdo fueron enviadas para su análisis a una planta Tipo Inspección Federal (TIF), en donde tampoco detectaron niveles de metales que puedan poner en riesgo a la salud humana.

Detalló que ningún cultivo de la zona se riega con agua del río contaminada con metales pesados. "A excepción de algunas pocas hectáreas que se usa para forraje y ganado, pero las lluvias que se han presentado en Sonora en los últimos 15 días han sido tan benéficas que no ha habido necesidad de hacer riegos", indicó.

De acuerdo con el funcionario, a lo largo de los 400 kilómetros por donde corre el río Sonora, desde el río Bacanuchi hasta la presa El Molinito, se ubican siete localidades con una población de 22 mil habitantes, cuya principal actividad económica es la producción de quesos, dulces de leche y cultivos de autoconsumo.

Los productores de la zona crían cerca de 170 mil bovinos, 25 mil equinos y mil cerdos. Cerca de 6 mil hectáreas se destinan al cultivo de forraje, y en menor medida a la siembra de cacahuate y ajo.