Convocan reunión para evaluar daño en el río San Juan

Participarán varias dependencias federales y del gobierno de Nuevo León; el objetivo, mitigar daños.
Las labores de limpieza en el cauce continúan.
Las labores de limpieza en el cauce continúan. (Daniel Becceril/Reuters)

Monterrey

El gobierno de Nuevo León convocó a una reunión urgente con autoridades federales, estatales y el alcalde de Cadereyta, Emeterio Arizpe, para encontrar una solución inmediata a la contaminación del río San Juan y a las afectaciones sanitarias que provocó en los pobladores.

A la reunión asistirán los delegados de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Comisión Nacional del Agua y la Sagarpa, así como los titulares estatales de la Secretaría General de Gobierno, de Desarrollo Sustentable y la de la Salud, Protección Civil de Nuevo León, Agua y Drenaje de Monterrey y la Corporación para el Desarrollo Agropecuario.

En entrevista telefónica, el secretario de Gobierno de Nuevo León, Álvaro Ibarra Hinojosa, dijo que además de dar una solución inmediata al tema de la contaminación, se analizarán las acciones para evitar daños en la salud de los pobladores de las comunidades aledañas al río.

“El gobernador ha convocado a todas las dependencias involucradas en este tema a una reunión de coordinación para buscar una solución inmediata a este problema, no solo con los trabajos de remediación, sino también con programas de salud para prevenir enfermedades a la población, además de poner en marcha mecanismos de apoyo a las familias que hayan sido afectadas por el derrame del crudo”, mencionó Ibarra.

El secretario de Gobierno reiteró que no se trata de una responsabilidad del gobierno de NL; sin embargo, coadyuvarán en todos los trabajos necesarios para la limpieza del río San Juan, que conecta a la presa La Boca, así como la remediación de los mantos freáticos y las acequias.

“La prioridad es concluir cuanto antes el retiro de los materiales tóxicos que han sido derramados en el cauce del río, utilizando para ello la mejor tecnología, a fin de evitar mayores daños al ecosistema, fauna y ciudadanía”, informó el funcionario.