A revisión médica, 400 niños por contaminación de plomo

Exponen a vecinos de Ávalos, Chihuahua, a desechos de fundidora. Estarán en observación durante dos días.
Algunos de los niños que presentaron problemas.
Algunos de los niños que presentaron problemas. (Juan José García Amaro)

Chihuahua

Aproximadamente 400 menores de edad, vecinos de la zona de Ávalos, en la ciudad de Chihuahua, serán trasladados este viernes al Hospital Infantil de Especialidades, donde permanecerán 48 horas bajo observación médica tras una posible contaminación por plomo en la sangre, informó la Secretaría de Salud Estatal.

Entre las primeras acciones, 40 especialistas del laboratorio Quest Diagnostics, de California, Estados Unidos, analizarán a los colonos afectados por la desaparecida Fundidora Ávalos, con el fin de determinar las condiciones de salud de los infantes.

De acuerdo con la dependencia, la empresa laboraba con metales pesados que pueden haber afectado la salud de la población infantil, ya que plomo y zinc contaminaron el suelo del área habitacional Rinconada Los Nogales.

El secretario de Salud, Pedro Hernández Flores, indicó que durante el fin de semana el Centro de Salud dispondrá de un piso completo que servirá como un albergue para los infantes, quienes serán sometidos a estudios de sangre y pruebas moleculares.

El funcionario no descartó que exista contaminación en la sangre en los niños, ya que en cinco casos se observaron "anormalidades", por lo que permanecen en constante monitoreo.

Hasta el momento, la empresa fundidora no ha dado a conocer su posicionamiento al respecto; sin embargo, el consejero jurídico del gobierno estatal, Mario Trevizo Salazar, afirmó que se procederá legalmente contra quienes resulten responsables del daño, y, en caso de alguna negligencia por parte de las autoridades, se actuará conforme a la ley, expuso.

En tanto, el secretario de Educación, Cultura y Deporte, Marcelo González Tachiquín, sostuvo que la decisión fue tomada en consenso con los padres de familia de los menores, luego de que éstos presentaran problemas de salud como sangrado en las encías y moretones en el cuerpo.

Los funcionarios destacaron que por instrucción del gobernador, César Duarte Jaquéz, se sostendrá el monitoreo de salud a menores y adultos que viven en la zona en coordinación con una brigada médica de vigilancia permanente, la cual estará en las calles de la colonia.

Una de las pruebas a realizarse será en materia molecular, la cual determinará si existe un daño físico, mientras que un examen ambiental se llevará a cabo por parte de personal especializado para indicar el grado de riesgo en la zona de Ávalos, que en conjunto buscarán rastros de los materiales provenientes de los jales de la planta fundidora.

Esta es la segunda medida que se aplica en esa zona ubicada en las inmediaciones de la fundidora, la cual se puso en operación en 1908 y cerró sus puertas en 1993, dejando regadas toneladas de contaminantes en ese lugar.

Para el traslado de las niñas y niños proporcionarán transporte desde las 13:00 horas.