Empresas de Puebla y Tlaxcala contaminan río Atoyac

El río cruza más de 40 municipios de los dos estados, donde se contabilizan más de mil industrias, las cuales no cumplen con descargas legales.
El río es contamiando por más de mil empresas.
El río es contamiando por más de mil empresas. (Jaime Zambrano)

Puebla

Al menos mil empresas ubicadas en municipios de Puebla y Tlaxcala generan parte de la contaminación que padece el río Atoyac. A lo largo del afluente,  decenas de “pequeños contaminadores” clandestinos están conectados de manera ilegal a las redes de descarga de aguas o van directamente al caudal.

Lo anterior lo señalaron los integrantes de la asociación civil “Dale la cara al Atoyac”, quienes anunciaron que un grupo de jóvenes navegarán en el río el próximo domingo 9 de noviembre en un tramo de 2.5 kilómetros, como medida para solicitar a las autoridades acciones para limpiar el agua del Atoyac.

La ex secretaria de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial, Amy Camacho Wardle, directora del parque Africam Safari, explicó durante el inicio de la actual administración estatal se ubicó a todos los contaminantes del Rio Atoyac, sin embargo no hubo interés suficiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para solucionar el problema.

Destacó que durante su trabajo como funcionaria de gobierno en el área de medio ambiente en el gobierno de Puebla dejó información importante para continuar acciones de rescate del afluente.

Por su parte, la activista ambiental, Verónica Mastretta Guzmán, detalló que el río cruza más de 40 municipios de Puebla y Tlaxcala, donde se contabilizan más de mil industrias, de las cuales no todas cumplen con descargas legales.

Resaltó que a lo largo del Atoyac existen descargas clandestinas que contaminan el afluente y estimó que se requerirían más de cinco mil millones de pesos del sector público para crear infraestructura de combate a la contaminación existente.

Para reactivar las acciones de los distintos sectores de la sociedad en busca del rescate del río Atoyac, la organización “Dale la cara al Río” promueve la navegación del afluente  en un tramo de 2.5 kilómetros.

Amy Camacho explicó que resulta urgente el recorrido que iniciará en el Módulo de Información del Río Atoyac (MIRA) y concluirá en el Paseo del Río, a la altura de la Avenida Cúmulo de Virgo.

De acuerdo con el estudio “Ríos Tóxicos Lerma y Atoyac. La Historia de la Negligencia continúa 2014” realizado por la organización no gubernamental Greenpeace, la mayor parte del río Atoyac que cruza por los estados de Puebla y Tlaxcala y que forma parte de la cuenca alta del río Balsas, es “altamente tóxico” y representa un peligro severo para los 1.2 millones de personas expuestas en las proximidades del afluente.

El estudio indica que el río Atoyac se encuentra contaminado ocho veces más al límite establecido por la norma oficial, el 78 por ciento de las industrias que descargan aguas no cumplieron con la NOM-001 y el agua del afluente perdió el oxígeno suficiente para la vida de especies.

 “La intoxicación causada por el uso de agua para el riego de cultivos en la zona, este río suministra agua potable para la región lo que aumenta el riesgo de afectaciones a la salud”, destaca la investigación.