Consigan a dos hombres por secuestro en Tijuana

Abraham Uribe y Édgar Alejandro Martínez fueron acusados de los delitos de secuestro agravado y lesiones calificadas contra una joven que privaron de su libertad el pasado 17 de febrero.
"El Topo" y "El Güerito" fueron acusados de secuestro y lesiones.
"El Topo" y "El Güerito" fueron acusados de secuestro y lesiones. (Bernardo S.Cisneros Medina)

Tijuana

Abraham Uribe Conde, alias "El Chivo" y alias "El Topo" y su cómplice Édgar Alejandro Martínez Amador, alias "El Güerito", de 28 y 18 años de edad respectivamente participaron directamente en el plagio de una joven egresada de la carrera de Criminología cometido el pasado 17 de febrero de este año, fueron consignados al juzgado penal correspondiente por los delitos de secuestro agravado y lesiones calificadas.

Uribe Conde y Martínez Amador, así como su cómplice Dario Mojarro, alias "El Killer", quien murió al enfrentarse a balazos con elementos de la Policía Ministerial del Estado adscritos al Grupo Antisecuestros de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California, la noche del sábado 20 de febrero, privaron de la libertad a la joven de 17 años de edad, quien efectuaba su servicio social en la Penitenciara del Estado en Tijuana, cuando el día antes citado salía de su domicilio particular ubicado en la colonia Tomas Aquino, de la Delegación Mesa de Otay, tripulando un vehículo de su propiedad y de cuya unidad motriz con violencia bajaron a la víctima.

Posteriormente y sin dejar de encañonarla con una arma de fuego de grueso calibre, Abraham Uribe Conde, Edgar Alejandro Martínez Amador y Darío Mojarro, subieron a la joven Criminóloga a un vehículo marca Ford Explorer llevándola a una casa de seguridad ubicada en la calle Juna Tablada, número 5 de la colonia Unión, en cuyo lugar los antes citados la mantuvieron cautiva nueve días.

Sin embargo, el 25 de febrero en un operativo que llevaron a cabo los elementos del Grupo Antisecuestros de la PGJEBC, lograron rescatar sana y salva a la joven plagiada capturando a Uribe Conde y a Martínez Amador, en tanto que Dario Mojarro, alias "El Killer", en su intento por darse a la fuga utilizando una escopeta calibre .12 disparo en contra de los investigadores quienes repelieron la agresión por lo que cayó abatido por las balas disparadas por los representantes de la ley.

De acuerdo con las investigaciones y declaraciones ministeriales los dos secuestradores confesaron que Dario Mojarra, alias "El Killer" y el otro cómplice que está prófugo de la justicia "trabajan" como sicarios ejecutando a personas a cambio de dinero.