“Reavivan” conflicto en San Quintín

Fidel Demédicis, integrante de la comisión de senadores que participaron en las reuniones entre jornaleros y autoridades, acusó a la STPS de echar "gasolina a un conflicto casi solucionado".
Jornaleros acuden diario a Centros Laborales para buscar trabajo.
Jornaleros San Quintín. (Notimex)

Ciudad de México

Los jornaleros del Valle de San Quintín parecían poner fin a su lucha por un mejor salario el 4 de junio pasado. Ese día acordaron con autoridades federales crear una comisión para asignar a las empresas una categoría y a partir de ésta fijar el salario que deberían pagarles, el cual sería de entre 150 y 180 pesos.

A dos meses de eso parece reavivarse el conflicto. El secretario federal del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, aseguró que había concluido la categorización de 122 empresas del valle, de las cuales más de la mitad pagaría el monto mínimo acordado, versión que fue rechazada por los jornaleros.

"Hasta el día de hoy no hemos sido llamados para formar parte de esa comisión y poder categorizar las empresas, por lo tanto desconocemos de dónde sacó el licenciado Navarrete Prida el anuncio que dio a conocer el día de ayer", dijo Fidel Sánchez, vocero de los jornaleros, en entrevista con MILENIO Televisión.

Navarrete Prida dijo ayer que de las 122 empresas de Valle de San Quintín, 19 se ubican en el nivel A, es decir, pagaría 180 pesos diarios a los jornaleros; 39 en el nivel B, con lo que pagarían 165 pesos; mientras que 64 están en el nivel C y pagarían 150 pesos.

Fidel Demédicis, integrante de la comisión plural de cuatro senadores que participaron en las reuniones entre jornaleros y autoridades federales y de Baja California, acusó al secretario Navarrete Prida de echar "gasolina a un conflicto casi solucionado".

En entrevista con MILENIO, el legislador aseguró que desde hace algunos días Fidel Sánchez le advirtió al subsecretario de Gobernación, Luis Miranda, sobre su exclusión de la comisión para asignar las categorías a las empresas.

"Hubo una palabra empeñada, una firma. Nos sorprende ahora que salgan con que ya hicieron la categorización y no tomaron en cuenta a los jornaleros", dijo Demédicis.

El 15 de octubre de 2014 los jornaleros de San Quintín entregaron un pliego petitorio al gobierno estatal. El 17 de marzo iniciaron un paro y el 14 de mayo firmaron 13 acuerdos para mejorar sus condiciones laborales. Su demanda principal, el incremento de salario, se definiría el 4 de junio.

Ese día se acordó la creación de una comisión con la Secretaría del Trabajo, el IMSS y la Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social, para asignar a las empresas del valle una categoría y a partir de ésta fijar el salario que deberían pagar a los jornaleros.

Esa es la comisión de la que los jornaleros acusan que fueron excluidos y la cual, según el secretario del Trabajo ya categorizó a las empresas de San Quintín.

Fidel Sánchez, vocero de los jornaleros, acusó incluso que algunas empresas que en marzo aumentaron un poco los salarios, también aumentaron el trabajo.

"Les aumentaron las jornadas de trabajo, les aumentaron los surcos que se les ha dado de tarea, de 10 a 12 surcos que les daban ahora es de 16 a 20 surcos; están trabajando de 10 a 12 horas por ese 15 por ciento que se les dio de aumento salarial", dijo Sánchez.

Advirtió además que el jueves iniciarían un boicot para que no se compre ningún producto de San Quintín en la alta California, Sacramento, Los Ángeles y San Francisco.

El senador Demédicis consideró que los jornaleros están en todo su derecho de rechazar lo anunciado por Navarrete Prida, "ellos no protestan porque quieren, sino porque las autoridades lo provocan".

Señaló que la comisión de senadores que ha dado seguimiento al conflicto en San Quintín no puede intervenir hasta que los jornaleros lo soliciten, pero buscará a las autoridades de Gobernación, "voy a hablar con Luis Miranda, subsecretario de Gobernación, para que cumplan los acuerdos".

La exigencia inicial de los jornaleros del Valle de San Quintín es tener un salario de 300 pesos diarios; el acuerdo de las autoridades fue gestionar que les paguen lo más cercano a 200 pesos. Además, piden respeto a la antigüedad de cada jornalero, aguinaldo, vacaciones, prima vacacional, reparto de utilidades, pago del séptimo día y días festivos al doble.