Afectados cuestionan avances de comisión de Río Sonora

Personas afectadas por la contaminación de los ríos Sonora y Bacanuchi irrumpieron en la conferecia de la comisión especial, la cual dijo que todos los casos de daños a la salud se han atendido.
La Comisión Presidencial para la Atención Inmediata y Permanente de la Población Afectada en conferencia de prensa sobre los avances en el caso del Río Sonora.
La Comisión Presidencial para la Atención Inmediata y Permanente de la Población Afectada en conferencia de prensa sobre los avances en el caso del Río Sonora. (Twitter @SEMARNAT_mx)

Hermosillo, Sonora

Población afectada por el derrame de tóxicos en los ríos Bacanuchi y Sonora irrumpió en la conferencia de la Comisión presidencial para el caso que serviría para dar un balance de lo realizado a casi un año del derrame.

Con pancartas y reclamos sobre lo hecho por el gobierno federal para remediar la contaminación, personas que aseguran que tienen presencia de metales en la sangre, cuestionaron la información que presentaban los integrantes de la Comisión Presidencial para la Atención Inmediata y Permanente de la Población Afectada.

Mikel Arriola, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riegos Sanitarios, aseguró que se ha atendido el 100 por ciento de los 360 casos detectados con daños en su salud, además destacó el establecimiento de la Nueva Unidad de Vigilancia Epidemiológica y Ambiental en el Estado de Sonora (UVEAS) para monitorear durante quince años la zona.

No obstante, afectados como Dulce María Fimbres, habitante de Hermosillo, quien asegura que cuenta desde hace años con arsénico en la sangre, exigieron estudios más completos de barrido de metales a toda la población de los municipios afectados y la capital sonorense.

Reina Castro Longoria, investigadora de la Universidad de Sonora, también tomó la palabra y cuestionó las investigaciones de las autoridades federales.
Señaló que de acuerdo con muestras obtenidas por parte de ella cerca del ejido denominado La Victoria, arrojaron niveles de arsénico y varios metales por arriba de la norma mexicana.

Ante ello, exigió aclarar la información que han dado las autoridad es en los últimos meses sobre los niveles de contaminantes.

"Si ustedes han hecho cientos de análisis, todavía no han salido los resultados de manera transparente. En sus páginas los valores aparecen altos y luego los vuelven a desaparecer a la siguiente semana. Yo no entiendo que es lo que sucede, necesitamos transparencia, un equipo que nos  motive a creer en ustedes. Ahora, ¿por qué fuimos a tomar muestras? porque veíamos gente enferma", expuso.

En tanto, Arreola dijo que desde el inicio del derrame se han brindado  10 mil 875 revisiones médicas con ayudas de la Dirección General de Epidemiología y el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades.

También sobre el avance de re mediación a un año, Guillermo Haro Bélchez, procurador federal de protección al ambiente, indicó  que se lograron retirar mil 302 metros cúbicos de suelo contaminado tras el derrame de lixiviados de cobre de la mina Buenavista del Cobre, propiedad de Grupo MÉXICO. 

Víctor Hugo Alcocer, subdirector general técnico de la Conagua, informó que se realizaron 3 mil 519 muestreos de calidad del agua desde el derrame hasta junio de 2015.

Adema,s Rodolfo Lacy Tamayo, subsecretario de Política y plantación ambiental de la Semarnat, dijo que los recursos destinados al resarcimiento de los daños de la población ascienden a mil 140 millones de pesos.