Concluye XII Caravana de Madres de Migrantes en Chiapas

En la búsqueda de 12 años, madres centroamericanas han encontrado a 275 de sus seres queridos. Los familiares dijeron que la búsqueda nunca terminará.
Familiares ingresan a buscar a sus seres queridos a las cárceles para hombres y mujeres de Tapachula.
Familiares ingresan a buscar a sus seres queridos a las cárceles para hombres y mujeres de Tapachula. (Issa Maldonado)

Tuxtla Gutiérrez

En los penales, con las fotografías de sus hijas e hijos, así concluyó la XII Caravana de Madres de Migrantes 2016, en el municipio fronterizo de Tapachula, donde buscaron entre las y los presos de los centros penitenciarios, varonil y femenil los rasgos de sus seres queridos o una pista para encontrarlos.

TE RECOMENDAMOS: No es delito emigrar para buscar vida digna: Madre de desaparecido

Las madres, padres y hermanos de inmigrantes desaparecidos en su tránsito por México ingresaron a los centros de reinserción social para sentenciados número tres y cuatro, varonil y femenil, respectivamente, ubicados en Tapachula, donde también realizaron una marcha y buscaron en las vías del tren, parques y prostíbulos.

Dos mujeres ingresaron al centro penitenciario varonil para buscar a su hijo y hermano desaparecidos en Tapachula, pero no obtuvieron pistas. Temen que hayan sido secuestrados, como ocurre con más del 30 por ciento de los inmigrantes desaparecidos, según ha señalado el Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM).

En sus 12 años de búsqueda, las madres de Nicaragua, El Salvador, Guatemala y Honduras han reencontrado a 275 familiares, gracias al trabajo de búsqueda y protocolos que sigue el MMM para dar con el paradero de los centroamericanos desaparecidos en territorio mexicano.

TE RECOMENDAMOS: Cruzan fronteras caravana de madres de migrantes para encontrarlos

En el municipio fronterizo de Tapachula, donde miles de migrantes transitan para emprender su viaje hacia el norte del país, la salvadoreña Reina Amaya se reencontró Juana del Carmen Anaya Quintanilla, después de ocho años de no saber nada de ella.

Empujada por la violencia y la crisis económica que golpea a El Salvador, Juan del Carmen salió en 2008 de su hogar, dejando a su hija e hijo de dos años y seis años al cuidado de su madre, para emprender el viaje hacia los Estados Unidos, pero al llegar a Tijuana fue secuestrada por un grupo de la delincuencia organizada que la obligó a trabajar por nueves meses con la venta de drogas.

TE RECOMENDAMOS: Autoridades de Tabasco reciben a Madres de Migrantes Desaparecidos

Juana fue prostituida, hasta que un día escapó de sus raptores.

En Chiapas, las madres recorrieron los municipios de Frontera Comalapa, Comitán de Domínguez, San Cristóbal de Las Casas, Arriaga, Huixtla, Tapachula y Puerto Madero, en cada paso de búsqueda de las madres, encontraron la esperanza en cada uno de los albergues, activistas, párrocos y habitantes que se sumaron al recorrido y que ofrecieron alimentos.


MMR