• Regístrate
Estás leyendo: Concluye ayuno político de Enrique Alfaro
Comparte esta noticia
Lunes , 20.08.2018 / 08:56 Hoy

Concluye ayuno político de Enrique Alfaro

Tras dos años de inactividad vuelve el ex candidato a gobernador al escenario político de Jalisco


1 / 2
Publicidad
Publicidad

Pasan de las 8:30 de la mañana y Enrique Alfaro está en la cocina de su casa, viste tenis, un pantalón de mezclilla, camisa blanca y un chaleco en color naranja. Se prepara una taza de café y espera a que bajen su esposa e hijas que le acompañarán a realizar su registro como precandidato a la alcaldía de Guadalajara.

En la mesa del comedor hay algo que resulta atípico, se trata de un discurso, cosa que no acostumbra utilizar ya que generalmente improvisa “hay que ser muy cuidadosos de la ley, esta establecido los limites de lo que se puede y no se puede (durante un proceso electoral), luego yo me prendo y le echo pasión a los discursos, mejor apelé a la prudencia para ser cuidadoso en esa parte”, nos dice.

La explicación se ve interrumpida cuando bajan las tres mujeres de la casa, de pronto, Alfaro muestra su lado cabalístico, abraza a Paulina, su hija más pequeña y le frota el cabello, “Son los chinos de la suerte”, comenta, en una plática seguida también abunda sobre el porqué su registro fue el día 21, “estaba programado para que fuera el viernes, pero caía en 19, y mi mamá siempre ha dicho que no le gusta el número 19, que es de mala suerte, entonces imagínate si lo hago ese día”.

El reloj marca las nueve de la mañana, voltea a ver de un lado a otro la casa, acomoda un cuadro sobre a pared que ni estaba chueco, “Aquí inicia mi penúltima campaña”, dice muy seguro, “sí gano (en 2015) buscaré la reelección o si me alcanza la gubernatura, no sé, pero esa ya esa será la última”, menciona antes de salir de casa.

Maneja despacio, no tiene prisa y no hay tráfico en la zona, en el camino critica el nuevo modelo del Maserati, “Ese es de los carros más caros que hay”, le dice a su familia, “Esta feo”, contesta su hija Sofía luego de echarle un ojo.

El recorrido sirve para hablar de Guadalajara, “Quien dice que conoce Guadalajara lo debe de pensar dos veces, conocer la ciudad es difícil, es una ciudad enorme ha crecido, se ha vuelto complicada, tuve oportunidad en este tiempo de ver en qué condiciones está y entender la magnitud del reto que afrontamos”, apenas está tomando vuelo y debe interrumpir su idea para llamar la atención a uno de sus colaboradores que pretende coordinar el paso vehicular a un par de cuadras de la sede del partido y darle preferencia en al vehículo de Alfaro, “No, no, no, no, no, no estén molestando a la gente, déjenla pasar… Hay de veras, como les gusta hacerla de emoción”, exclama, “ya empezó el estrés”, dice su hija.

Alfaro saluda a simpatizantes e ingresa al comité de Movimiento Ciudadano, ahí sostiene una reunión con aspirantes y después se traslada a uno de los cuartos para esperar su turno para registrarse, se asoma por la ventana, responde algunos saludos y se cambia la camisa, se pone otra igual que luce más limpia, recibe la bendición de su mamá y camina entre el enjambre de reporteros que le rodea para conseguir la mejor toma mientras recibe la constancia de registro.

Se dispone a salir del edificio para emitir un discurso, el lugar luce abarrotado y se tiene que abrir un pasillo para que pase al estrado, apenas pone un pie fuera y su equipo pide que le suban el volumen al sonido que fue instalado, Alfaro camina por un pasillo entre la gente como lo haría un luchador de la WWE que sale de los vestidores hacía el ring al mismo tiempo que inicia su canción característica.

Habla por espacio de 17 minutos en los que es aplaudido en repetidas ocasiones, “aquí en la capital de Jalisco se decide cambiar parte del futuro de México. Los tapatíos tenemos una nueva oportunidad para creer, para confiar para salvar a Guadalajara”, concluye, saluda a la gente, se toma fotos con los que se acercan, es el Enrique Alfaro de las campañas, el que gobernó Tlajomulco y que fue protagonista en la elección de 2012, es el precandidato a la alcaldía de Guadalajara.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.