• Regístrate
Estás leyendo: Concentra más de 400 quejas Mando Único en Morelos: CDHEM
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 22:32 Hoy

Concentra más de 400 quejas Mando Único en Morelos: CDHEM

La titular del organismo, Lucero Ivonne Benítez, dijo que ya inició una queja de oficio por el trato que recibieron más de 200 policias de Cuautla, quienes protestaron por las malas condiciones laborales.



Publicidad
Publicidad

La operación del Mando Único en Morelos, como modelo de combate a la delincuencia, recrudeció la percepción ciudadana sobre la policía y disparó el número de quejas contra los cuerpos del orden que ahora lo coloca como un sistema arbitrario y represivo con más de 400 quejas en contra, aseguró la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado Morelos (CDHM), Lucero Ivonne Benítez Villaseñor.

Tras informar que el organismo inició una queja de oficio por el trato que recibieron más de 200 elementos policiacos en el municipio de Cuautla, quienes frenaron sus labores el sábado y el lunes en protesta por las condiciones laborales en que se mantienen pese a las promesas de que mejorarían al incorporarse al modelo policiaco, Benítez Villaseñor apuntó que el modelo de Mando Único no sólo agrede a los ciudadanos, sino también a los policías lo que ya ha generado rebeliones policiacas en Cuautla, Emiliano Zapata, Puente de Ixtla y ahora Cuautla.

Durante la rebelión de los elementos policiacos este lunes, el jefe de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), Alberto Capella Ibarra llegó con personal policiaco antimotines y les dijo a los elementos que quienes no regresaran a trabajar serían sancionados con un proceso administrativo o hasta penal, además de que se les descontarían los días sábado y lunes porque no quisieron salir a la calle a trabajar, al tiempo que les reiteró que "los huevos no eran a su gusto", por lo que los obligó a regresar a trabajar sin escuchar sus demandas porque el pliego petitorio que le habían expuestos era "ridículo"

La Ombudsman de Morelos puntualizó que los policías que se manifestaron en Cuautla, fueron agredidos en sus derechos laborales y humanos al no ser escuchados en sus demandas, al ser obligados a sumarse de nuevo al trabajo en las condiciones de queja en las que se encuentran so pena de ser despedidos y hasta encarcelados, al ser asediados con personal antimotines, al ser obligados a permanecer bajo la órdenes de mandos que estarían violando sus garantías y al no ser escuchados.

Benítez Villaseñor indicó que pese a las cifras que muestra el Gobierno estatal en materia de reducción del crimen, la implementación del Mando Único en el estado ha resultado contraproducente para la misma corporación, ya que ahora no sólo la percepción ciudadana está en su contra sino también la de los propios policías en los municipios.

"No se puede imponer un modelo, se debe socializar, preparando para ir cambiando el modelo al anterior. Nosotros no decimos que la policía municipal funcionaba porque había muchas carencias, vicios y deficiencias, y porque estaban en condiciones miserables de trabajo... (pero) No se puede hacer abusando de esa autoridad y lastimando a la sociedad... No para demostrarte que funciona entonces voy a hacerlo con el uso de la fuerza, de la violencia y sobre todo con represalias.

"Entones la gente dice: prefiero como eran antes los policías, prefiero los jefes que tenía antes, que eran los presidentes municipales... por lo menos la policía era cercana porque la gente los conocía en la comunidad..."

En rueda de prensa, Benítez Villaseñor señaló que el Mando Único tampoco puede ser aceptado por las autoridades u órganos encargados de proteger los derechos humanos o de denunciar las vejaciones o irregularidades de los policías, bajo la coerción o la presión: "Si tu no aceptas este modelo, entonces te van a investigar, te van a cohesionar para aceptarlo" como sucede con alcaldes también.

De acuerdo con el informe del organismo, las cifras muestran una realidad diferente al discurso de la CES: Desde su implementación en 2014, el Mando Único ha acumulado el mayor número de quejas ante la CDHEM en la historia de ambos organismos.

Tan sólo en 2014, las cifras se dispararon con 259 señalamientos y en 2015, la cifra es de 152, lo que hace un total de 411 denuncias en un poco más de año y medio de funcionamiento de la medida policiaca.

"Llegan muchas quejas donde dicen que se fabrican los delincuentes y por los propios policías (hemos sabido) que tienen que cumplir con una cuota y que deben llevar a sus superiores jerárquicos esa cuota y eso los obliga a ser arbitrarios, a caer en las extorsiones al realizar su trabajo y a caer en excesos a la hora de realizar su trabajo" (sic).

El mismo informe refiere que las quejas contra la policía están concentradas en arbitrariedades como privación ilegal de la libertad, lesiones, tortura, allanamiento de morada, actos de molestia, detenciones arbitrarias, discriminación, violaciones a los derechos humanos, violación a la libertad de expresión, violación al derecho a documentar, abuso de autoridad, uso irracional de la fura, violación a la integridad personas y cobro ilegal de multas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.