Veracruzanos recuerdan a sus muertos con sones jarochos

Las celebraciones inician desde el 28 de octubre y se prolongan al 2 de noviembre. Los pueblos que mayor afluencia tienen son Misantla, en la zona central del estado, Naolinco de Victoria, entre ...
Veracruzanos colocan adornos con frutas de la temporada en los altares para recordar a sus muertos.
Veracruzanos colocan adornos con frutas de la temporada en los altares para recordar a sus muertos. (Isabel Zamudio)

Veracruz

Música, rituales, muestras de altares; visitas cantadas a los cementerios, ceremonias con ritos prehispánicos, suelta de globos gigantes de papel de china; arcos florales, huapangueadas y sones jarochos y huastecos, forman parte de las múltiples formas en que los veracruzanos celebran a sus muertos.

En los municipios con mayor concentración de población indígena las tradiciones son más arraigadas y los festejos llegan a durar hasta una semana.

De norte a sur del estado, los muertos son recordados y "vueltos a la vida" durante dos días.

El 1 y 2 de noviembre son aprovechados por muchos para recordar a sus seres queridos y por otros, la mayoría, para visitar algunos pueblos donde la celebración a los fieles difuntos es más importante que las fiestas patronales, pues toda la población participa en la misma, colocando adornos, altares en sus casas.

Misantla, en la zona central del estado es junto con Naolinco de Victoria, Xico, Zozocolco de Hidalgo, Tempoal, Papantla, Santiago y San Andrés Tuxtla los municipios que mayor número de visitantes atraen por celebración a los muertos.

Allí, las celebraciones comienzan desde el 28 de octubre y se prolongan al 2 de noviembre.


MMR