Comunidades indígenas de la sierra tarahumara rechazan inversiones mineras

Dijeron que estos proyectos afectan al medio ambiente sin tomar en cuenta el bienestar de las comunidades. Para que haya facilidades piden “una serie de estándares internacionales".
El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado anunció inversiones en minería, a su regreso de Canadá.
El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado anunció inversiones en minería, a su regreso de Canadá. (Juan José García Amaro/corresponsal )

Chihuahua

Luego de que el gobernador Javier Corral Jurado anunciara nuevas inversiones en el sector minero de Chihuahua, 13 comunidades indígenas de la sierra tarahumara y organizaciones civiles, rechazaron estos proyectos, ya que "se ha sufrido una fuerte agresión ambiental por la minería, sin tomar en cuenta el bienestar las comunidades", señalaron.

"La explotación minera en la sierra tarahumara ha tomado un nuevo auge con compañías transnacionales y nacionales, afectando a comunidades indígenas "invisibilizadas" por los caciques, los ejidos y comunidades agrarias", se señaló en un comunicado.

Expusieron que esas afectaciones han 'pegado' en los territorios pimas en Yépachi, así como en territorios rarámuris de Guazapares, Urique, Uruachi y Ocampo, en cuyas zonas, se esperan más daños por las inversiones que se habrán de realizar.

"La explotación minera en proceso y la que se trata de impulsar, son una desgracia más para los pueblos y comunidades indígenas de Chihuahua a costa de un "desarrollo económico" cuyos principales beneficiarios son las compañías mineras.

"Tierra y agua quedarán contaminadas en aras de este desarrollo, que solo dejará desolación a los pueblos y comunidades indígenas", se puntualizó, al reprobar las acciones realizadas por el gobernador Javier Corral Jurado en la Feria de Minería que se realizó en Canadá.

"Si bien Chihuahua es un estado con un gran potencial minero, como lo manifestó el gobernador Corral Jurado, también es uno de los estados con mayor riqueza natural debido a la diversidad de sus ecosistemas y de los pueblos indígenas de la sierra tarahumara.

"La explotación minera sólo significaría la devastación de esa riqueza y un daño aún mayor al bosque, organismo vivo que es disminuido año con año debido a la tala inmoderada, "legal" e ilegal", manifestaron los organismos pro indígenas que reprobaron esos proyectos.

El comunicado fue firmado por los representantes de las comunidades: Bawinocachi, Bosques de San Elías Repechique, Choréachi (Pino Gordo), Coloradas de la Virgen, Cordón de la Cruz, Mala Noche, Mogótavo y Tuáripa; así como de las ong's, Alianza Sierra Madre, Awé Tibúame, Centro de educación y defensa de los derechos humanos e indígenas, Consultoría Técnica Comunitaria, Red en defensa de los territorios indígenas de la Sierra Tarahumara y El Barzón.

Corral Jurado informó el pasado 8 de marzo, a su regreso de Canadá, que entre los proyectos negociados, están las expansiones de mineras ya instaladas en Chihuahua, como Agnico Eagle y Peñoles, así como de nuevas empresas interesadas en invertir en la entidad.

Además se gestionó ante el subsecretario de Minería, Mario Alfonso Cantú Suárez, un último permiso para el proyecto "Los Gatos", en Satevó, que implica una inversión de 300 millones de dólares y cuyos trabajos iniciarían en las próximas semanas, agregó.

"Sí queremos inversiones mineras en Chihuahua, sí vamos a ofrecer condiciones, facilidades, estímulos, pero también queremos el cumplimiento de una serie de estándares internacionales, lo mismo que se aplica en Canadá o en otros países", concluyó.

MMR