Notifican a familias que deben abandonar zona de riesgo en Atizapán

Protección Civil explicó que las 16 viviendas están ubicadas a un metro de distancia de la corriente del río Morita, donde hay peligro de un deslave o desbordamiento el río.

Naucalpan

Organismos de Protección Civil de los municipios de Atizapán de Zaragoza y Naucalpan notificaron a 16 familias sobre el peligro que existe ante deslaves, debido a que se ubican en zona de barrancas y en las márgenes del río Morita.

Se trata de 15 viviendas, en las que habitan 16 familias, es decir más de 100 personas, cuyas viviendas, en algunos casos, están ubicadas, a un metro de distancia de la corriente del río Morita, donde existe el peligro de un deslave o desbordamiento el río, especificó Héctor Elorriaga, director de protección civil y bomberos de Atizapán de Zaragoza.

"Las familias ya fueron notificadas de que deben abandonar el lugar porque están en una zona de riesgo. En el ámbito de nuestra competencia, les decimos que están en una zona de riesgo que han invadido una zona de reserva federal y que en esos momentos sus vidas pueden corren peligro y se les recomienda que busquen otra vivienda", explicó.

Argumentó que las familias invadieron zonas federales de manera ilegal por lo que corresponde a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), buscar los mecanismos para su reubicación. "Nosotros no tenemos recursos ni reserva territorial para reubicar a las familias", advirtió Héctor Elorragia.

Mientras en el municipio de Naucalpan, Protección Civil notificó a la familia de un inmueble, ubicado en la avenida Plan de Ayala, Manzana 7, Lote 11, de la referida colonia, sobre los riesgos que existen ante un nuevo desgajamiento y recomendó desalojar su vivienda para evitar una emergencia mayor.

Esto, luego de que el martes anterior se registró un desgajamiento de un talud de tierra que estuvo a punto de caer sobre la vivienda, ubicada en la colonia Alfredo V. Bonfil.

También en el patio de la escuela primaria José María Velasco, ubicada en la calle Agustín Melgar, en la colonia La Mancha 111, se produjo un hundimiento de tierra que estremeció a los alumnos y personal docente.

Informó Protección Civil que las lluvias que se han precipitado en los últimos días reblandeció el suelo y provocó la oquedad de tres metros de diámetro y cinco metros de profundidad, por lo que la zona fue acordonada y se realizan trabajos los trabajos necesarios para rellenarla.