• Regístrate
Estás leyendo: “Como madre, le pido que no cambie su forma de ser”
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 08:02 Hoy

“Como madre, le pido que no cambie su forma de ser”

Maricruz Campagne Noriega, es tía y mamá de Tadeo Campagne, activista de la comunidad gay de Durango. "Yo lo cuidé desde que nació, porque mi hermana trabajaba y no fue difícil para mí".

1 / 2
Publicidad
Publicidad

"Educar a Tadeo, no fue difícil, porque yo lo cuidé desde que nació, porque mi hermana trabajaba, Dios la tenga en paz y no fue difícil para mí. De niño fue muy bonito, un niño muy agradable, con una imaginación muy grande, realizaba grandes cosas a través de la imaginación, jugaba mucho y era muy creativo".

Así se expresó Maricruz, tía de Tadeo Campagne activista de la comunidad de la diversidad en Durango quien desde los 17 años quedó bajo su cuidado tras la muerte de su madre.

Habla sobre la infancia de este joven que hoy lucha por sus derechos y de toda la comunidad homosexual.

Reconoce que desde pequeño Tadeo, jugaba a hacer pasteles y otras cosas "como una niña, eso sí, yo siempre le dije a mi hermana que algo iba a pasar con él, pero mi hermana se negaba a eso, pero yo no, yo sabía que él desde que estaba chiquito ya traía esto", dijo en referencia a la preferencia sexual de Tadeo.[OBJECT]

Maricruz Campagne agrega que toda la familia ha aceptado la decisión de Tadeo con mucha naturalidad y desde siempre.

"Ha sido muy trabajador siempre y al ir a la escuela, Tadeo se comportaba como un niño normal quizá para evitar agresiones de sus compañeros, aunque nunca fue tímido, incluso los mandábamos a vender cosas (a Tadeo y su prima) y no les daba pena, porque nosotras fuimos madres solteras y vendían buñuelos, tamales y demás, él no se avergüenza de nosotros, porque trabajamos muy duro para sacarlos adelante", recordó.

"A los 17 años, casi 18, Tadeo se quedó sin su madre y desde entonces me hice cargo de él", dijo Maricruz.

"Se trata de un joven con muchos valores, con valores de familia, no toma, drogas no le conozco y nunca le he visto nada de eso, ni nunca me ha dado motivos para sospechar de él, es hasta mejor que mi hijo, porque mi hijo sí toma, Tadeo es honesto y bueno", dijo con gran alegría Doña Maricruz Campagne.

"Como madre de familia, le pido que no cambie su forma de ser, yo lo quiero igual, porque es el regalo que me dejó mi hermana y no lo puedo cambiar por nada del mundo".

Cuestionada sobre la lucha que en este momento el activista de la comunidad gay, Tadeo Campagne enfrenta junto a otros cientos de integrantes, prácticamente contra la sociedad duranguense porque se les reconozca su derecho al matrimonio, opina:

"Que siga luchando por lo que él quiere, es una pareja normal para mí, creo que es igual, yo lo veo como un ser humano, su pareja visita mi casa, conversamos y no hay diferencias".[OBJECT]

Explicó que el amor que le tiene a su sobrino es más grande que cualquier otra situación y reconoció que a este tipo de parejas les hace falta tener un documento que los avale y los proteja legalmente.

"Les hace falta el papelito porque hay muchas familias que los discriminan y al momento que falta uno, la propia familia los discrimina y les quitan todo porque no tienen derecho a nada, por eso es necesario que ellos tengan una protección, es bueno que ellos se quieran casar o simplemente un papel que les respete sus derechos".

Doña Maricruz, es una mujer sencilla, tímida, pero al comenzar a hablar sobre Tadeo, su rostro se ilumina, se llena de amor y de orgullo, mientras los describe, su mirada se posa en la persona de Tadeo y sus ojos brillan con el amor que solo una madre puede sentir por un hijo que la llena de orgullo.

Aunque tiene cierto temor por la lucha que enfrenta en este momento, dice que tanto ella, como su familia apoyarán las decisiones de Tadeo, siempre y sin ninguna duda o condición.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.