Comedores comunitarios, ayuda para los mexiquenses

Con 10 pesos, familias de Estado de México pueden desayunar, comer o cenar arroz, carne, frijoles, verduras, huevo y fruta, según el horario y el menú del día.
Comedores comunitarios, ayuda para los mexiquenses.
Comedores comunitarios, ayuda para los mexiquenses. (Facebook)

Toluca

Alrededor de las tres de la tarde, el llanto de un menor de aspecto escuálido llama la atención de quienes se encuentran el  comedor comunitario del poblado de Tepeolulco, enclavado en la reserva ecológica de la Sierra de Guadalupe, en el municipio de Tlalnepantla.

Antes, cruzaron calles polvorosas y algunas resaltan entre el barro por su concreto hidráulico de este poblado considerado entre los más pobres del país. Sus brazos eran tan lánguidos como los de los niños más pequeños que se encuentran en la mesa. Se aferran a la madre.

A unos cuantos metros, un menú colgado en la pared de un comedor comunitario instalado por el gobierno federal prometía arroz, carne con verduras, frijoles y hasta postre de frutas de la temporada.

En el desayuno se sirvió atole de avena con leche y galletas, huevo con carne, arroz y agua de flor de Jamaica.


Pero alrededor de las cuatro de la tarde, los alimentos se habían terminado. "Empezamos temprano y terminamos temprano, en promedio atendemos de 60 a 80 personas diariamente", comentan las cocineras voluntarias, quienes portan un delantal con la imagen del gobernador mexiquense, Eruviel Ávila.

Los residentes del poblado dijeron que desde que se abrió siempre comen en el lugar, pues cada uno de su familia aporta 10 pesos por comida completa o desayuno.

“Yo vengo diario con mis tres hijos y pago 40 pesos, es más barato que hacer comida y desayuno en mi casa”, dice una de las comensales, mientras sostiene en los brazos al menor lloroso.
Después de más de  un año que el presidente Enrique Peña Nieto lanzara lo que llamó una Cruzada Nacional contra el Hambre, el delegado federal de la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) dice que miles de mexiquense ahora comen mejor.

Y agrega: Peña Nieto es el primer presidente en enfocarse específicamente en el hambre, que considera es el mayor problema que padecen los más pobres del país.

Esta cruzada, enfocada de manera inicial en 400 de los más pobres y más malnutridos municipios de más de los 2 mil 400 que hay en el país, no es un programa social en sí mismo, sino una estrategia que aglutina diversas acciones sociales del gobierno ya en marcha, como las transferencias monetarias a las familias más pobres.

Lo nuevo es la iniciativa de los comedores comunitarios que buscan mejorar la alimentación de la gente.

Los olvidados Atávicamente, los grupos vulnerables han sido los olvidados de la nación; los que están en la miseria y los que suelen recibir la mayor cantidad de recursos de programas sociales que les ayudan a paliar su desgracia por unos momentos, pero no de manera estructural ni para siempre. Son carne de cañón electoral, pero no sujetos de su propia historia.

Sexenio a sexenio, los gobiernos suelen comprometerse a sacarlos de su postración, hoy la  Cruzada Nacional Contra el Hambre, una estrategia
que en el Estado de México, la entidad más poblada del país, donde el programa de la comedores comunitarios contempla la instalación de 2 mil en 32 municipios, donde cifras del  Consejo Nacional de Evaluación de la Política (Coneval), muestran grupos de alta marginación social y con el proyecto de distribuir más de 14 millones 400 mil raciones alimenticias mensualmente, sólo contabilizando dos al día por cada una de las personas que acuda a estos lugares.

“No se trata de paliar su desgracia por este sexenio y no son carne de cañón electoral los grupos vulnerables, el presidente Enrique Peña Nieto, busca los mecanismos de que este programa y los demás que contempla la Cruzada Contra el Hambre, sean de manera permanente”, señala  Edmundo Ranero, delegado federal de Sedesol.

“Aquí no hay colores partidistas. Este programa no se suspenderá durante este proceso electoral, simplemente porque las mujeres, niños y hombres de las zonas más empobrecidas no pueden dejar de comer, no pueden  dejar de nutrirse”, agrega enfático.
Y explica: Desde el mes abril a la fecha, operan en el Estado de México mil 30 comedores comunitarios a través de los cuales se han distribuido  14 millones de raciones  alimenticias con aportaciones de Liconsa, que son atendidos por un ejército de 20 mil mujeres voluntarias responsables de preparar los alimentos.

La sobrevivencia. Control de los pobres

Con base en cifras oficiales del  Consejo Nacional de Evaluación de la Política (Coneval), en la entidad mexiquense sobreviven 870 mil habitantes en situación de pobreza, quienes son incorporados paulatinamente a los más de 70 programas sociales federales distribuidos en 32 de los 125 municipios.

Naucalpan, Cuautitlán Izcalli, Tultitlán, así como Tejupilco, Ecatepec, Luvianos, entre otros, fueron incluidos en los programas federales, y atenderán rezagos en materia alimenticia, educación, salud, servicios públicos, entre otros.

El delegado precisa que cuando se habla de municipios, no quiere decir que todo el territorio se encuentre en situación de pobreza, sino que presentan cinturones de marginación y precariedad, hacia donde son dirigidos los programas, es decir, mil 900 comunidades de los 32 municipios inscritos en la estrategia federal.

Ejemplificó que en Cuautitlán Izcalli detectaron siete comunidades en situación de pobreza alimentaria, entre éstas San José Huilango, San Pablo de los Gallos y El Rosario.

Y advirtió: La delegación será estricta en la entrega de los  programas. No son y no deben ser politizados porque sus objetivos están orientados, fundamentalmente a beneficiar a sectores sociales que requieren de los apoyos humanitarios”.
El combate a la pobreza será integral con programa de los diferentes órdenes de gobierno y sus resultados de reducción de índices de pobreza y marginación social  serán medidos por Coneval.

Lo nuevo es la iniciativa de los comedores comunitarios que buscan mejorar la alimentación de la gente,  insiste el funcionario federal.