• Regístrate
Estás leyendo: Colesterol “malo”: la alarma de eventos cardiovasculares
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 18:43 Hoy

Colesterol “malo”: la alarma de eventos cardiovasculares

Las mujeres mantienen una tendencia a tener el colesterol alto, sin embargo los hombres lo presentan a edades más tempranas por los andrógenos, que son las hormonas masculinas.

Publicidad
Publicidad

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo y aunque su origen es multicausal, hoy en día la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el colesterol LDL es el mayor factor de riesgo para detonar un problema en el corazón y las arterias. A este incremento del colesterol LDL en la sangre se le llama hipercolesterolemia, conocido coloquialmente como colesterol malo.

“Se ha identificado así porque está correlacionado con problemas cardiovasculares. Estos problemas actualmente son la primera causa de muerte en el mundo y en México”, indicó la cardióloga intervencionista, Belinda Elizabeth González Díaz, tras referir que hoy en día el 14 por ciento de los mexicanos sufre estos males.

Hay diferentes tipos y grados de elevación del colesterol, pero la mayor incidencia son las formas no genéticas de la enfermedad, derivadas de problemas del metabolismo. “Tienen que ver con la falta de ejercicio, con la alimentación y con la comorbilidad, que se juntan otras enfermedades que la favorezcan: diabetes, hipertensión, tabaquismo, obesidad”.

En México, la Encuesta Nacional de Salud (Ensanut) 2012 detectó que la población afectada con colesterol malo principalmente está entre los 29 y los 40 años de edad. “Las mujeres tienden más a tener el colesterol alto; sin embargo, los hombres presentan en edades más tempranas el problema cardiovascular porque se atribuye a los andrógenos, que son las hormonas masculinas, de alguna manera favorecen esta ateroesclerosis; entonces los hombres desde muy jóvenes. Aquí en México la edad promedio que tenemos de presentación es 40 años como edad de riesgo y en las mujeres a partir de los 50 años, una vez que se ha presentado la menopausia”, detalló en entrevista.

González Díaz dijo que la Ensanut observó también que las mujeres tienen una mayor tendencia a ser obesas y dislipidémicas (con un trastorno del colesterol o los triglicéridos), una vez que se pierde la protección de los estrógenos. Entonces se iguala la mortalidad con respecto al hombre.

La cardióloga describió de manera somera, que el colesterol LDL es una molécula de baja densidad, un lípido que debe transportarse a través de la sangre de una a otra proteína. El receptor de esa molécula, ubicado en la superficie del hígado, hace las veces de una chapa y el colesterol las de una llave, se unen y el colesterol se introduce al interior del órgano hepático donde es metabolizado, mientras que el receptor vuelve a la superficie. Cuando hay problemas el colesterol se queda más tiempo en la sangre y paulatinamente las moléculas son atrapadas y quedan adheridas al endotelio, la capa interna de los vasos sanguíneos.

“Puede haber tres cosas: deficiencia de los receptores en cantidad, deficiencia en función o aumento de una pequeña proteína PCSK9 que se adhiere al receptor y al internalizarse en el hígado lo bloquea, no vuelve a salir y al ya no haber receptores esto hace que el colesterol LDL se incremente mucho”, refirió González, miembro titular de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México.

Genética

Por un defecto en el cromosoma 19, que se hereda de padres a hijos, el individuo tiene deficiencias para poder absorber o metabolizar el colesterol (hipercolesterolemia familiar). Supone un defecto sobre los receptores del colesterol que al funcionar en forma inadecuada provocan que el colesterol que circula por la sangre no pueda ser absorbido por el hígado. El trastorno genético que nos da como resultado una enfermedad, y puede causar ataques cardíacos a temprana edad, explicó la especialista.

El gen defectuoso puede ser transmitido por sólo uno de los padres (hipercolesterolemia familiar heterocigota) o por ambos, lo que da como resultado una hipercolesterolemia familiar más severa que se presenta desde el nacimiento. “Son niños que tienen una sobrevida muy baja porque desde la infancia pueden presentar una enfermedad cardiovascular. Afortunadamente es poco frecuente”, aseguró.

El colesterol alto por herencia de uno de los padres se presenta en una de cada 300 personas, y se estima que 70 por ciento no están diagnosticados.

El diagnóstico del colesterol es mediante una prueba de sangre, que se puede tomar desde la adolescencia una vez al año. Se recomienda un perfil de lípidos para que se den los resultados de colesterol por fracciones (HDL, LDL, VDL, etcétera). La experta refirió que en un sujeto sano el colesterol LDL debe estar debajo de 130 mg/dl y en una persona con algún factor de riesgo como hipertensión, diabetes, tabaquismo, lo óptimo sería que el colesterol LDL esté en 100 mg/dl y si el sujeto ya tuvo un evento cardiovascular, un infarto o una embolia, idealmente el colesterol LDL debe ir a 70 mg/dl para evitar un nuevo evento.

En cuanto al tratamiento, la cardióloga intervencionista comentó que hasta hace 20 años sólo había estatinas para reducir el colesterol, las cuales han sido útiles pero no efectivas en todos los casos: ante intolerancia (efectos secundarios que van de dolor muscular intenso hasta destrucción de los músculos, pero que no son casos frecuentes), hipercolesterolemia familiar y persistencia de colesterol pese a niveles elevados de la terapia.

Desde el año pasado se ha venido hablando de los beneficios de nuevos fármacos aprobados en el mundo que no estaban disponibles en México, sino hasta mayo de 2016. Es alirocumab, una molécula biotecnológica. “Un anticuerpo específico que se va a unir a la proteína PCSK9 y con esto el receptor queda protegido… se va a destruir la proteína pero el receptor quedará libre y volverá a la superficie del hígado a seguir con su función dentro del metabolismo del colesterol”. Esta terapia marca una nueva era, pero el reto está en que pueda llegar a ser accesible para los pacientes.

La doctora Belinda González resaltó que como medidas de cuidado se debe realizar una detección oportuna desde la adolescencia; seguir una alimentación sana, baja en grasas de origen animal y hacer ejercicio. Aún las personas no diagnosticadas se verán beneficiadas con estos tres pasos. “Podríamos evitar muchos infartos y aumentar la sobrevida de la población, una sobrevida con calidad, sin ataques cardiacos, sin embolias, concluyó.

Del colesterol

El colesterol es una sustancia grasa, necesaria para regular funciones como la formación de los ácidos biliares, las hormonas sexuales o las tiroideas

La hipercolesterolemia es el incremento de la cantidad normal de colesterol en la sangre

Es incremento está asociado a la mala dieta, el sedentarismo y otras enfermedades

El colesterol LDL es el factor de mayor riesgo de eventos cardiovasculares, principal causa de muerte en el mundo

14% de la población mexicana sufre algún problema cardiovascular (cerca de 17.5 millones de personas)

El costo anual de las enfermedades cardiovasculares en México representó 13% del gasto total en salud en 2015

Más de un millón y medio de días hábiles se perdieron en 2015 a causa de enfermedades cardiovasculares

Cada día, alrededor de 48 mil personas fallecen en el mundo debido a una enfermedad cardiovascular

Fuente: OMS/ENSANUT 2012/Dra. Belinda González Díaz.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.