• Regístrate
Estás leyendo: Cofre de Perote, al borde de una crisis ambiental
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 20:38 Hoy

Cofre de Perote, al borde de una crisis ambiental

Una de las principales problemáticas que enfrenta el parque nacional es la reducción de su superficie forestal.

Publicidad
Publicidad

El Cofre de Perote registra un severo pasivo ambiental, producto de una historia de mal uso de recursos naturales que se remonta al siglo pasado, reconoce el investigador y catedrático de la Facultad de Biología de la Universidad Veracruzana, Héctor Narave Flores.

El también creador del Programa de Manejo del Parque Nacional Cofre de Perote afirma que después de la reforma agraria y la dotación de ejidos, vino la explotación forestal la mayoría de las poblaciones que están en el Cofre de Perote llegó desde ese entonces para formar aserraderos sin medir a largo plazo el daño que causaría.

"Una vez que se concluyó con el reparto agrario se quedaron, acabaron con gran parte de los bosques y empezó la siembra de papa. Todo eso ha continuado, aunque hay que aceptar que ya no se dan los grandes desmontes como en 1960 y 1970, donde se quería hacer productiva la tierra", afirma.

Apunta como una de las principales problemáticas la reducción de la superficie forestal, pues de acuerdo a sus cifras, de las 11 mil 500 hectáreas, 6 mil ya no tienen vegetación.

"Hay que aceptarlo, estamos frente a una fuerte crisis, la prueba es el estiaje que se registra en Xalapa, producto de la reducción de acuíferos. Al no haber vegetación no se está filtrando el agua", advierte.

El catedrático afirma que en el Cofre de Perote no hay servicio de limpia pública, salvo en algunas zonas donde pasa un camión una vez al mes, mucho menos agua potable ni drenaje.

El investigador hizo un llamado a todas las áreas y dependencias involucradas a lograr un trabajo coordinado, pues la falta de oportunidades y fuente de empleo para los pobladores del cofre provoca que continúe la tala de árboles.

"Ellos con tal de ganarse dinero, si les piden tablas de madera, entonces cortan un árbol, el cultivo de papa ya no les genera ganancias, tomando en cuenta que algunas veces les dan 30 centavos por kilo", explica.

Clemente Domínguez, habitante de Los Pescados del Cofre de Perote, a sus casi 75 años busca trabajo, antes se dedicaba a la siembra de papa, pero el costo de los agroquímicos que utilizan para su pronta reproducción se incrementó a tal grado que las pocas ganancias de antes, se convirtieron en perdidas.

"Ya no hago nada, antes vendíamos la papa, pero los químicos están muy caros, queremos ver si sale algo de trabajo, todavía somos fuertes y nos apura de que mantenernos", dice.

La tala intensiva del bosque representa un grave problema, aunque actualmente los permisos para explotar la madera están regulados, el saqueo sigue realizándose, ya sea por los madereros o los burreros.

Otros factores que contribuyen a la deforestación es la extracción de leña, el pastoreo de ganado, que ha llegado a las zonas más inaccesibles.

Programa de Manejo

En enero, fue publicado en el Diario Oficial de la Federación, el Programa de Manejo para el Parque Nacional Cofre de Perote, el cual regirá las acciones de conservación y restauración de uno de los entornos naturales emblemáticos de Veracruz e importantes del país.

Además de proveer de agua a 21 municipios, albergar más de medio centenar de especies de flora y fauna en peligro de extinción y por ser hogar de 11 comunidades que apoyan su restauración y que dependen de sus recursos naturales.

El objetivo del Programa de Manejo es la conservación y el desarrollo sustentable del lugar.

El Parque Nacional sufrió un devastador incendio en 1998 que arrasó 3 mil hectáreas de bosque. La Comisión Nacional Forestal reportó que tan solo en 2002 se registraron 178 incendios forestales, los cuales dañaron una superficie de mil 746 hectáreas.

De acuerdo con la Secretaria de Protección Civil de Veracruz, un alto porcentaje de los incendios forestales son por causas humanas, ya sea por accidente, negligencia o intencionalidad.

Cerca de 49 por ciento de los incendios tienen su origen en el uso inadecuado del fuego con fines agrícolas o silvícolas, como sucede en Veracruz, donde la cultura campesina incluye prácticas ancestrales (roza-tumba-quema) de manejo del fuego para limpiar las parcelas de malezas, residuos agrícolas o promover el rebrote de forrajes en áreas de pastoreo extensivo.

El Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible, con fondos de Pemex y de la concesionaria de la autopista Perote-Xalapa, ha emprendido un proyecto de educación ambiental y restauración.

Se trata de seguir trabajando por restaurar el área natural y representa un paso más para corregir una historia de abandono y negligencia, que apenas comenzó a enmendarse hace 10 años.

El nuevo programa permite a las comunidades locales la extracción de leña y contempla la agricultura tradicional, como una de las actividades permitidas en su interior.

Esto ayuda a emprender un proceso de desarrollo integral y sustentable con las comunidades que habitan dentro del perímetro del parque y sumarlas a las tareas de protección y restauración. Esas comunidades, después de todo, son aliados naturales de la conservación de la biodiversidad.

El Cofre de Perote es cuna de cuatro cuencas hidrológicas de importancia para Veracruz y Puebla: Bobos-Nautla, Actopan, río Antigua y Libres-Puebla.

Para el delegado en Veracruz de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, José Antonio González, el Cofre de Perote debe seguir siendo cuidado, pues es considerado un icono para Veracruz, por ser la octava montaña más importante del país.

Tiene una riqueza biológica enorme, señala, por ello se aplican dos políticas públicas: conservación–protección y beneficio social.

Tiene una población de 11 mil habitantes, de acuerdo al último censo, además de estar compuesto por más de 17 mil hectáreas de manejo silvícola, agrícola y agroindustrial.

Reconoce que la Comisión Nacional de Áreas Protegidas ha tomado de manera muy comprometida, la administración de la zona, así como todos los órdenes de gobierno.

Todos coinciden y resumen las acciones que deberán seguir en marcha para evitar mayor deterioro.

Como la conservación de suelo, infiltración de agua de lluvia, revegetación, reforestación con árboles de vivero, cuidado de ríos y el desarrollo de programas de empleo sustentable a los pobladores.




Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.