• Regístrate
Estás leyendo: CODISE pedirá a SEGOB sancionar al Cardenal Juan Sandoval Íñiguez
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 04:30 Hoy

CODISE pedirá a SEGOB sancionar al Cardenal Juan Sandoval Íñiguez

Por su parte, Francisco Robles Ortega dijo que la Iglesia Católica redoblará sus esfuerzos para fomentar el matrimonio heterosexual. 


Publicidad
Publicidad

Ante la negativa del Congreso del estado de Jalisco para aprobar abiertamente el matrimonio igualitario, la asociación civil Cohesión de Diversidades para la Sustentabilidad (CODISE), realizará durante la próxima semana una serie de actividades legales, de visibilidad y de capacitación para que se acate la sentencia que la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió.

“Nosotros lo que vemos es que en Jalisco se va a dar el matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo a través de las acciones que está tomando el poder judicial y no el legislativo”, dijo Rodrigo Rincón, consejero de CODISE, luego de mencionar que el próximo martes presentarán una queja en la Secretaría de Gobernación (SEGOB) para solicitar una sanción en contra del Cardenal Emérito Juan Sandoval Íñiguez quien se pronunció categóricamente en contra de la jurisprudencia dictada por la SCJN y, también, emitirán una queja en contra del Semanario de la Arquidiócesis de Guadalajara, “vemos que utilizan un discurso que incita al odio y a la discriminación lo que genera confusión en los padres heterosexuales sobre querer rechazar a sus hijos homosexuales, y en los hijos homosexuales genera un pensamiento represivo y suicida”

El consejero también reconoció que la figura de adopción se debe seguir guardando para debate en tanto no se genere un panorama más amplio para conocer las consecuencias positivas y negativas que viven los hijos de parejas del mismo sexo y, afirmó que conscientes de sus derechos es que saben no están realizando “ninguna invasión al concepto de familia ni a la tradición jurídica como la Iglesia lo señala”.

Asimismo, declaró que la Iglesia debe ser congruente con lo que dice y hace, “ellos se niegan al matrimonio igualitario porque afecta la figura de la familia y consecuentemente dicen afectarían los derechos de los menores, pero así como trabajan y se niegan con tanto ímpetu para no aceptar el matrimonio igualitario, deberían también trabajar en frenar los casos de pederastia en el interior de la iglesia católica y hablar de ello, así como a revisar congruentemente quienes son los que de verdad afectan los derechos de los menores”.

Por su parte, el Cardenal José Francisco Robles Ortega indicó que la Iglesia Católica deberá redoblar sus esfuerzos en la evangelización para fomentar más el matrimonio entre un hombre y una mujer.

“Ante este avance por así decir de las posturas ideológicas, nos reta a cumplir con más empeño nuestra misión, a hacer comprender a la población la misión de Dios, a evangelizar en una palabra.”, expresó Robles Ortega y reiteró su postura sobre la jurisprudencia.

“Oponerse al mal llamado matrimonio entre personas del mismo sexo no significa estar a favor de desconocer los derechos que tienen las personas homosexuales. Estamos ante una degradación de la institución del matrimonio reducida a una mera unión homosexual y esto tiene consecuencias gravísimas, todo lo que significa la institución familiar tiene que ser cambiado, toda la forma que prácticamente la mayoría de la sociedad ha adoptado de forma objetiva y biológica, ahora tiene que ser ajustado para que encaje en los intereses de un grupo minoritario, me refiero a la adopción de los hijos, patria protestad y a muchos otros aspectos que han amparado y fortalecido la institución familiar”, declaró.

Para finalizar, el religioso agregó que la “institución de familia se está convirtiendo en una parodia como si fuera un desafío del maligno al Dios creador”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.