Detectan clembuterol en rastro de Tlaquepaque

La Secretaría de Salud informó que suspendió la matanza de bovinos luego de detectar en muestras de orina y sangre el uso de clembuterol en la engorda del ganado. 
La Secretaría de Salud detectó clembuterol en los animales.
La Secretaría de Salud detectó clembuterol en los animales. (Cortesía SSA)

Ciudad de México

En el marco de la campaña permanente en contra de la ilegalidad de productos y servicios riesgosos para la salud, la Secretaría de Salud a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios suspendió la matanza de bovinos en el rastro municipal de Tlaquepaque, Jalisco, luego de detectar en muestras de orina y sangre el uso de clembuterol en la engorda del ganado.

Es la tercera vez que en los operativos de vigilancia sanitaria se encuentra clembuterol en la carne de animales sacrificados en rastros municipales de Jalisco, ya que en 2014 y 2013 se detectó también el uso de esta sustancia ilegal, por lo que fueron cerrados rastros.

En este nuevo operativo de la COFEPRIS en Jalisco, de 10 muestras tomadas en el rastro de Tlaquepaque 4 resultaron positivas a clembuterol, en tanto que 63 muestras tomadas en los rastros de Zapopan, Arandas, Cuquío, Ixtlahuacan del Río y el TIF Garibay de Etzatlán resultaron negativas.

Con este cierre en Jalisco, la autoridad sanitaria ha suspendido la mataza de bovinos en 58 rastros del país por uso ilegal de clembuterol, con el fin de prevenir riesgos sanitarios en los últimos tres años en los estados de Aguascalientes, Hidalgo, Querétaro, Puebla, Tlaxcala, Nayarit, Morelos, Jalisco, Guanajuato, Veracruz, Estado de México, Distrito Federal, Guerrero y Chiapas.

Además de las clausuras, a la fecha, la COFEPRIS ha presentado 40 denuncias ante la PGR que se encuentran en curso, de las cuales en un caso ya se ejerció acción penal en contra del presunto responsable.

Cabe señalar que, junto con las autoridades sanitarias de las 32 entidades federativas y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) de la SAGARPA, responsable de la producción primaria de la carne, se vigila el mercado, ya que el uso ilícito del clembuterol está prohibido por la legislación de sanidad animal y representa un riesgo para la salud humana.