Aumenta 30% número de becas en Yucatán

El gobernador Rolando Zapata Bello destacó que la falta de recursos económicos es la causa más frecuente por la cual cada año miles de jóvenes abandonan las aulas.
En el periodo actual el PRONABES contará en Hidalgo con un monto total de 144 millones de peso.
El gobernador reconoció que los alumnos abandonan la escuela por falta de dinero. (Archivo )

Mérida

El Programa Nacional de Becas para la Educación Superior (Pronabe) atiende en Yucatán a unos 12 mil 200 estudiantes en el ciclo 2013-2014, lo que representa un 30 por ciento superior al número de beneficiados durante el ejercicio pasado.

En el marco de la entrega de becas, el gobernador Rolando Zapata Bello destacó que la falta de recursos económicos es la causa más frecuente por la cual cada año miles de jóvenes abandonan las aulas.

Durante su discurso en el encuentro con jóvenes de diversas instituciones de educación superior, señaló que en la actualidad unos dos mil 900 han sido incorporados al Pronabe, por lo que el número de beneficiarios creció de nueve mil 300 becarios en el ciclo escolar 2012-2013 a 12 mil 200 en el periodo 2013-2014.

"Necesitamos continuar con este esfuerzo de ofrecer un mayor número de becas para evitar que muchos jóvenes abandonen la escuela y no es por falta de capacidad, por carencia de talento o falta de capacidad, sino es por la falta de recursos que los obliga a incorporarse en forma directa a la actividad productiva", reiteró.

Resaltó que a este esfuerzo se suman los 27 mil becarios de educación básica, cuyo número también creció en siete mil durante el presente ciclo lectivo, lo que "les abre una puerta para poder continuar con sus estudios hasta concluirlos".

Por su parte, la directora del Instituto de Becas y Crédito Educativo del Estado de Yucatán (Ibecey), María Esther Alonzo Morales informó que hoy también inició la distribución de las tarjetas de descuento de la dependencia.

Reveló que suman 200 los establecimientos y servicios públicos en los cuales se aceptará la tarjeta, por ejemplo supermercados, almacenes de ropa, tiendas de telefonía celular, laboratorios clínicos, incluso para facilitar el acceso al programa del Seguro Popular, servicios en el registro civil, teatros, entre otros.