A falta de clases, niños de Oaxaca hacen falsas llamadas de emergencia

El subsecretario de Seguridad Pública del estado, Ignacio Villalobos dijo que en un día un niño realizó 50 llamadas. Ya iniciaron 6 averiguaciones.
Archivo Milenio

Oaxaca de Juárez

En las últimas 7 semanas, del paro magisterial, se ha reportado en esta ciudad un incremento del 92 por ciento en las llamadas falsas al número de emergencia 066, reconoció el subsecretario del Sistema Monitoreo y Vigilancia C-4 y Call Center de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Ignacio Villalobos Carranza.

El mando afirmó que se ha identificado que la mayor parte de las llamadas son realizadas por menores que sus padres dejan solos en sus hogares.

“Hemos detectado que en estos momentos de paro magisterial los niños no tienen nada que hacer o se les han prolongado las vacaciones. Hemos identificado a niños de entre 7 y 12 años del nivel cuarto, quinto y primero de secundaria, quienes realizan las llamadas falsas, la mayoría entre las 10 y 12 horas del días, otras en la tarde y algunas pocas durante la noche.

“Entendemos que no acuden a clases y en su ociosidad ocupan los número de emergencia para vacilar, sin embargo, ello implica un delito que se castiga con la ley”.

Informó que se tienen reportado 92 por ciento de incremento en el número de llamadas de broma, lo que rebasa los estándares nacionales que es del 62 por ciento por lo general y hoy lamentablemente por estas cifras Oaxaca “tiene el deshonroso primer lugar en llamadas de broma”.

Villalobos, afirmó que respecto a la incidencia, se han integrado un total de 16 averiguaciones previas contra algunos de los implicados ante el agente del Ministerio Público dependiente de la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

Principalmente la denuncia es contra de quienes resulten responsables, pero tenemos que la grabación y los señalados son menores que realizan el mayor número de llamadas.

“Tenemos el caso de un menor de 8 años que ha marcado 50 veces en un solo día, por lo que estamos dispuestos a proceder, en este caso contra su tutor.

Villalobos aclaró que de acuerdo al Código Penal reformado se castiga con cárcel y sanción administrativa al que infrinja la ley realizando llamadas de alertamiento falso a los cuerpos de seguridad estatal.

La adecuación aprobada por mayoría por los diputados al artículo 231 Bis del Código Penal Estatal señala la aplicación de multas económicas severas de hasta 100 salarios mínimos y prisión de 6 meses a los 2 años, además de que sea suspendido el número telefónico que sea utilizado irresponsablemente.

En caso de reincidencia se impondrá de dos a cuatro años de prisión multa de 500 mil pesos.

Si la conducta del infractor provoca un accidente o daños se aplicará de tres a cinco años de prisión y multa de 750 mil pesos.

El presidente de la Comisión Permanente de Protección Civil y Seguridad Pública de la Legislatura Local, Martín Vela Gil, indicó que la regulación y castigo de las llamadas falsas trata de evitar que se siga movilizando a los cuerpos policiacos de manera innecesaria.

“Por cada llamada de emergencia que se activa con el número de emergencia se instrumenta un operativo que implica un gasto operativo de hasta 100 mil pesos, además de que se deja de respaldar otras acciones de resguardo, vigilancia y contención de hechos delictivas”.

El legislador indicó que en Oaxaca es muy usual que en universidades públicas y privadas se hagan llamadas de alertamiento ficticios sobre la presencia de bombas para evitar la realización de exámenes.

“Queremos inculcar una cultura de responsabilidad ante las emergencia, utilizar con ética el número de emergencias O66 para mejorar la actuación de los cuerpos de seguridad y su capacidad de respuesta”.

Vela Gil, aseguró que el dispositivo de detección de los presuntos responsables de los números de emergencia se desarrollaría con apoyo de un GPS, además del respaldo de un equipo especializado de detección soportado con un equipo tecnológico.