• Regístrate
Estás leyendo: Claman por un alto a la guerra contra las drogas
Comparte esta noticia

Claman por un alto a la guerra contra las drogas

Para La Caravana por la Paz, la Vida y la Justicia, la guerra contra las drogas genera impactos graves en las comunidades, por ello buscarán llegar a un dialogo en la ONU sobre el tema.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

La Caravana por la Paz, la Vida y la Justicia, transitó por Nuevo León con un grupo de activistas de cinco países y reafirmó su compromiso de llegar a la sede de la ONU, en Nueva York para próxima semana, con el fin de lograr un diálogo sobre las políticas públicas existentes en el combate de las drogas.

Este grupo, que salió de Honduras el pasado 28 de marzo, y que estuvo en preparación durante un año, está integrado por organizaciones civiles y movimientos sociales de diferentes naciones que claman por un alto a la violencia que genera la guerra contra las drogas.

De este movimiento, estuvieron presentes en la Casa del Campesino, dentro del Foro Social Nacional 2016, en Nuevo León, una comisión compuesta por: Félix Valentín, de Honduras; Amaya Ordorika, de México; Alex Sierra, de Colombia; el reverendo Vitalino Similox, de Guatemala, y el obispo emérito anglicano de El Salvador, Martín Barahona.

"La Caravana la componen expertos en políticas públicas, que analizan que nuestros gobiernos han tenido desequilibrios en la atención al fenómeno de las drogas, centrándose especialmente en el enfoque militar y policial.

"Hay un desequilibrio en los recursos que nuestros gobiernos invierten en materia de prevención, atención e información acerca de este complejo fenómeno", precisó el colombiano Alex Sierra.

La finalidad de este movimiento es llegar a la sede de la ONU, en Nueva York, el próximo 19 de abril, para buscar abrir el dialogo y que se ponga en la mesa el tema de la guerra contra las drogas como causa de miles de muertes, además de lograr que se vea el asunto como uno de salud pública y no uno de seguridad pública.

El grupo tiene un soporte académico, así como de activistas y líderes religiosos, que se encargan de recopilar y mostrar los impactos de las guerras contra las drogas en las comunidades, sobre todo, las indígenas.

Alex Sierra expresó que en su caminar por los países de la región han podido percibir el miedo existente en la población hacia las autoridades y la manera en la que manejan el combate a las drogas.

"Las personas tienen miedo de sus propias autoridades y nos parece que es muy importante alertarlo", indicó Alex Sierra.

Por otra parte, para los activistas, el discurso oficial de que las muertes del crimen organizado se dan entre bandas rivales, evita que se hagan las investigaciones objetivas y se visualicen las dinámicas de la violencia hacia todos los sectores de la sociedad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.