Demandan a EU por negar entrada al país a ciudadano norteamericano

Óscar Olivas vive exiliado en Mexicali, y aunque cuenta con acta de nacimiento que demuestra que nació en California, autoridades le han prohibido regresar a su país.

San Diego

Óscar Olivas es ciudadano norteamericano pero desde hace tres años se la ha impedido el ingreso a su país.

Pese a que cuenta con un acta de nacimiento que demuestra que nació hace 45 años en Los Ángeles, California, autoridades de inmigración exiliaron a su
connacional, quien ahora vive en exilio en Mexicali, Baja California.

Por tal motivo, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) interpuso una demanda en contra de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP),  incluyendo los directores tanto de Caléxico como San Diego.

El organismo culpa al gobierno norteamericano de violar sus derechos constitucionales, al no permitirle tener una audiencia con un juez para demostrar  que nació en Estados Unidos.

La abogada, Gabriela Rivera indicó que se violó el debido proceso, por lo que se exige que Óscar Olivas regrese al país.

"Este caso desafía la expulsión de un ciudadano norteamericano, queremos que un juez declare que el señor Olivas es un ciudadano de los Estados Unidos y también nos gustaría ver un cambio del cómo la Patrulla Fronteriza maneja casos donde una persona tiene un reclamo".

De acuerdo a la demanda federal, en agosto de 2011, tanto Olivas como su hija de doce años y esposa se fueron a Mexicali, donde vivirían mientras ella hacía el trámite para obtener su visa.

Cuando intentó cruzar la frontera nuevamente, un oficial de aduanas le negó al acceso al argumentar que su acta de nacimiento "era falsa", además que intimidaron a su madre, quien llegó a Estados Unidos décadas atrás de manera indocumentada -aunque después obtuvo ciudadanía- para que firmara un documento donde aceptara que el documento era apócrifo.

La abogada Rivera señala que oficiales le dijeron a la mujer que de no firmar, podrían quitarle la ciudadanía y tanto ella como su hijo podrían enfrentar  cargos criminales.

Ahora, Óscar Olivas espera en Mexicali, donde además, no puede trabajar porque no es ciudadano mexicano.

"El señor Olivas y su familia sufren de estrés emocional y financiero, debido a que él no es mexicano, el señor Olivas no puede trabajar en México para  ayudar a su familia", dice la demanda.

ACLU exige que el ciudadano reciba una fecha para que un juez escuche su caso. "El señor Olivas fue detenido pero no sabe porque y no sabe cuál es la evidencia que se consideró para argumentar los cargos no revelados en su contra".

Por motivos legales, la abogada de ACLU recomendó a Óscar Olivas no hablar de su caso con la prensa.

Por su parte, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) se negó a dar comentarios, debido a que se trata de una investigación abierta.