• Regístrate
Estás leyendo: “La ciudad vive en la obra reyista”, afirma Villarreal
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 11:13 Hoy

“La ciudad vive en la obra reyista”, afirma Villarreal

El ensayista hizo referencias a Monterrey en la prosa "Oración del 9 de febrero".

Publicidad
Publicidad

Gustavo Mendoza Lemus

La presencia de Alfonso Reyes en Monterrey se puede leer de dos maneras: de una manera física o literaria.

José Javier Villarreal, poeta y traductor, recordó cómo Alfonso Reyes “nace en Monterrey por un accidente”, pues la familia del general Reyes fue enviada a Monterrey por decisión del entonces presidente Porfirio Díaz. Los primeros años de su vida pasaron entre el sol inclemente de la ciudad, así como algunos pasajes en la Plaza Bolívar, hoy desaparecida.

Por una parte está el legado literario, indica, y las referencias que el también diplomático mexicano hizo en el poema El Sol de Monterrey o la prosa Oración del 9 de febrero.

“Una respuesta piadosa es que hay huellas, placas e intentos de salvaguardar espacios donde pudo haber estado, así como el esfuerzo de las instituciones por preservarlo; la respuesta terrible es que no ha quedado nada”, apunta Villarreal, autor de Una antología mínima de la poesía de Alfonso Reyes.

Al leer a Reyes se puede dar un viaje al pasado e incluso reinterpretar la ciudad que ya se perdió, pero que el poeta y ensayista regiomontano dejó plasmada en su obra.

El recuerdo del padre

La historia del general Bernardo Reyes es distinta cuando se trata de recordar su legado en la ciudad. Ahí permanecen el Palacio de Gobierno, así como el Arco de la Independencia, dos de sus principales legados bajo su gubernatura.

Hay que recordar que el general Reyes es oriundo de Guadalajara, Jalisco, por lo que su llegada al caluroso norte no pasó desapercibido. Una prueba son las casas de verano que mandó construir en donde se refugiaba de las altas temperaturas de aquí.

“La idea de fundar su Guadalajara aquí en Monterrey fracasa en Bernardo Reyes, es por ello que se cambian de casa. Y Reyes construye su Monterrey en Río de Janeiro, en Buenos Aires y en Madrid”, refiere Villarreal.

Capilla Alfonsina

La Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria es la casa literaria donde se mantiene la vida de Alfonso Reyes.

El acervo incluye obras que pertenecieron al general Bernardo Reyes, así como una vasta colección conformada por Alfonso a lo largo de su vida, la cual se trajo a Monterrey un total de 180 mil libros en el año de 1980.

La casa en la Ciudad de México que edificó Reyes ya en su estadía en el país fue convertida en la primera Capilla Alfonsina, tras la muerte del ensayista en 1959. Sin embargo, esfuerzos de diversos personajes en Nuevo León lograron traer a la ciudad la biblioteca personal del hijo predilecto de la literatura.

Revivir la ciudad

Pensar en recuperar los pasos de Alfonso Reyes por Monterrey es difícil, puesto que una gran parte de esas edificaciones fueron demolidas a partir de la década de los 70 del siglo pasado.

No obstante, un ejercicio interesante es recorrer esa ciudad bajo la guía de la literatura del llamado Regiomontano Universal, propone Villarreal.

“La ciudad vive en la obra de Reyes. La sobrevivencia puede darse en el contexto geográfico, en las ruinas o el monumento; pero en la literatura está viva como la casa de Reyes, el patio”, destaca el poeta y traductor.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.