Tienen 5 días para entregar instalaciones de la UABJO: rector

Eduardo Martínez Helmes dijo que ya solicitó el uso de la fuerza pública para desalojarlos. Además negó que haya pagado a porros para agredir a los manifestantes.

Oaxaca

El rector de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) Eduardo Martínez Helmes, afirmó que los grupos disidentes que están ligados con la directora de la Facultad de Enfermería Maribel López y tienen tomada la Ciudad Universitaria, cuenta con un plazo de 5 días para entregar las instalaciones, advirtiendo que ya solicitó el uso de la fuerza pública para desalojarlos.

Negó que haya pagado a grupos de porros para agredir a los manifestantes, que mantiene desde hace una semana y media en su poder la sede de las instalaciones.

"De ninguna manera he pagado porros para golpear estudiantes quien diga esa afirmación esta obligado a probarlo y en caso de no lo haga esta difamándome a mi persona y a la institución que represento".

Con respecto a la situación de los estudiantes que piden su reinscripción y su reconocimiento, abundo que tendrá el derecho de audiencia que solicitan, siempre y cuando se ajusten a las normas internas dentro de la universidad.

"Nosotros mantenemos nuestra postura de dialogo con el grupo de estudiantes y tenemos este plazo de 5 días para tratar de regularizarlo, si cumpliéndose el tiempo otorgado no lo logran, quedaran fuera de la institución.

Afirmó que la persona que se sienta agraviada, tiene que presentar su denuncia correspondiente, "Nosotros ya solicitamos a la instancia correspondiente la información respectiva y ayer solicite el aval del Consejo Universitario para presentar la denuncia contra quienes infringen la ley.

Dijo que la situación de los estudiantes y de la facultad empezó por un desacuerdo a un resolutivo del consejo universitario, que tienen la facultad para regular las actividades académicas y administrativas dentro de la máxima casa de estudios de Oaxaca.

Acuso que es un grupo minoritario, quien tienen el poder de la facultad de enfermería y del resto de las instalaciones dentro de la universidad, porque la mayoría de los estudiantes toman sus clases en sedes alternas.

"A ellos va el exhorto que emite el Consejo Universitario para que entreguen las instalaciones, de lo contrario que se atengan a las consecuencias".

Martínez Helmes, aceptó que por la ocupación de la Ciudad Universitaria se han perdido cuatro días hábiles de labores administrativas que han representado un perdida financiera de un millón de pesos además de que se han afectado las clases en prejuicio de 20 mil estudiantes.