Walmart decide cerrar tienda en Oaxaca por inseguridad

Antonio Ocaranza, director de Comunicación Corporativa, informó que Bodega Aurrera ubicada en Juchitán de Zaragoza no será reabierta hasta garantizar la seguridad de clientes y empleados. 

Oaxaca

La Bodega Aurrera que fue tomada ayer por integrantes de la Coalición Obrera Campesina Estudiantil Obrero del Istmo no abrirá sus puertas hasta que existan las condiciones de seguridad para los clientes y asociados.

Antonio Ocaranza, director de Comunicación Corporativa de Walmart de México y Centroamérica, dijo que se presentó ante la Fiscalía General de Justicia de Oaxaca una denuncia por el delito de privación ilegal de la libertad en contra el grupo de inconformes.

Condenó el exceso cometido por los manifestantes y demandó al gobierno de Oaxaca un castigo "ejemplar" contra los trasgresores de la ley, además del cumplimiento al estado de derecho.

"Nuestro compromiso siempre ha sido trabajar apegados a la ley en beneficio de los habitantes de Juchitán a los que servimos. Las acciones de este grupo de personas son injustificables".

"Lamentamos que la falta de seguridad y de aplicación de la ley por parte del gobierno de Oaxaca se impida continuar dando servicio a nuestros clientes".

Ayer, unos cincuenta simpatizantes de la Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo COCEI, se apoderaron de la tienda Bodega Aurrera para exigir el pago de indemnización de la trabajadora Susana Chinas Carrasco, quien aseguran fue despedida injustificadamente.

Demandan a los representantes legales de la empresa un pago justo de acuerdo a lo que marca la Ley Federal de Trabajo, por el tiempo laborado de la empleada.

También exigen la salida de las empresas trasnacionales y refuerza la lucha en contra la instalación de un parque eólico en la zona.