Sicosis en Chilapa tras 2 días de enfrentamientos

Militares y policías decomisan armas y vehículos abandonados por el crimen organizado. Comerciantes cierran negocios. El Ejército y Fuerzas Especiales de la SSP estatal asumen control de la ...

Chilpancingo

Los habitantes de la cabecera municipal de Chilapa enfrentan una jornada de sicosis, este jueves los negocios del primer cuadro de la ciudad cerraron sus puertas desde el mediodía, el Ejercito Mexicano y la Policía del Estado patrullan las calles, decomisan armas, municiones y vehículos abandonados por integrantes del crimen organizado.

La mañana del jueves, la población de la cabecera municipal de Chilapa intentaba sobreponerse al ambiente generado por dos enfrentamientos a balazos suscitados las noches del martes y miércoles.

El saldo de 13 muertos y por lo menos nueve heridos prevalecía en el comentario común de los lugareños, que trataron de vivir sus actividades cotidianas a partir de la seguridad que generarían los patrullajes de militares y policías estatales, quienes la noche del 9 de julio asumieron el control de los trabajos en materia de vigilancia.

Aproximadamente a las 12:00 horas se escucharon varias detonaciones de arma de fuego en la avenida revolución, que se ubica en el primer cuadro de la ciudad, lo que propició el cierre de todos los negocios de la zona y la suspensión de las actividades académicas en todos los planteles educativos que tenían programada dichas actividades.

La única ceremonia de fin de cursos que se mantuvo firme se desarrolló en el auditorio de Palacio municipal, completamente a puerta cerrada.

En el mismo perímetro de la cabecera municipal, sobre la avenida Revolución y frente a los billares Villalba se observó una camioneta X Trail color café, atravesada sobre la calle y obstaculizando la circulación vehicular.

El Ejército y la Unidad de Fuerzas Especiales (UFE) de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal asumieron el control de las tareas en materia de seguridad.

Alrededor de las 14:00 horas hubo más disparos en el boulevard Eucaria Apreza, la vialidad que comunica con la población de Acatlán, en la ruta en donde la jornada del martes aparecieron cuatro personas muertas en el interior de dos camionetas.

Se esperaba que a partir de las 15:00 horas se restringiera la presencia de los ciudadanos fuera de sus domicilios, ante el riesgo de que los grupos del crimen que se disputan la zona protagonizaran más enfrentamientos.

Decomisan armas, municiones y vehículos

La mañana del jueves, la SSP informó el aseguramiento de vehículos, armas de grueso calibre y otros objetos.

Leonardo Vázquez Pérez, titular de la SSP reconoció la labor de los elementos de la Fuerza Estatal bajo su mando, quienes dijo, participan en las tareas de seguridad y combate frontal a la delincuencia.

El funcionario lamentó la muerte en combate de un elemento de la UFE.

Los siete que murieron la noche del miércoles son varones, entre los heridos hay un menor de edad que fue canalizado al Sistema de Justicia para Adolescentes porque se le capturó en posesión de un arma de fuego.

Los elementos de la UFE aseguraron siete vehículos, seis armas de fuego, cargadores, chalecos tácticos, cargadores y teléfonos celulares, que junto con el menor fueron trasladados a Chilpancingo para ser puestos a disposición de la autoridad correspondiente.

Los siete vehículos asegurados son una camioneta marca Mazda, color blanco; un Ford, color blanco; un Nissan, tipo Tsuru, color blanco (taxi); una camioneta Ford, doble cabina, color blanco; una camioneta marca Ford tipo Harley Davidson, color negro, una camioneta Jeep Gran Cherokee y una camioneta Ford Expedition color arena.

Las armas de fuego aseguradas son un fusil AR-15 calibre .223; tres fusiles AK-47, calibre 7.62×39, una subametralladora con silenciador, calibre 9 milímetros tipo UZI y una escopeta calibre 12.

También se recuperaron 12 cargadores; cinco para AK-47, seis para AR-15 y uno más para pistola 9 milímetros, así como cuatro chalecos tácticos color negro y dos teléfonos celulares.

La SSP se comprometió a respaldar a la familia del elemento caído con el pago de sus prestaciones y el seguro de vida correspondiente.