Cierran clínicas de belleza en Baja California

Cofepris: la mayoría de los establecimientos sancionados, ubicados en la ciudad de Tijuana.
Uno de los negocios inhabilitados en la ciudad fronteriza.
Uno de los negocios inhabilitados en la ciudad fronteriza. (Bernardo Cisneros)

Tijuana y Puebla

En lo que va de junio, la Comisión Federal para la Protección contra los Riesgos Sanitarios (Cofepris) clausuró 28 clínicas de cirugía estética en Baja California, de las cuales la mayoría se ubican en Tijuana.

Las autoridades detectaron irregularidades en abdominoplastias, blefaroplastias, aumento o reducción de busto, lipoescultura, inyección de materiales de relleno y reducción acelerada de peso.

De las 28 clínicas suspendidas en Baja California, dos ya se regularizaron, seis quedaron suspendidas, seis presentaron irregularidades administrativas con aseguramiento de productos, en tanto que las restantes fueron suspendidas y además se les incautaron productos irregulares.

Decomisan suplementos en la capital poblana

Autoridades de Regulación Sanitaria decomisaron suplementos alimenticios que prometían bajar de peso a sus consumidores y determinó suspender totalmente los trabajos y servicios de un establecimiento comercial en esta ciudad.

En un comunicado, la Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios de la Secretaría de Salud del Estado de Puebla (SSEP) dio cuenta hoy de un operativo de verificación en diversos comercios.

Precisó que el operativo tuvo efecto el pasado 21 de junio, cuando visitó el establecimiento denominado Alimentos y Complementos del Amazonas y Cono Sur en Puebla SA de CV.

Allí detectó la venta no autorizada del producto semilla de Brasil adelgazante, el cual ofrece acción terapéutica, pero no cuenta con registro sanitario federal.

La dependencia estatal añadió que en el interior del establecimiento encontró publicidad engañosa, insumos para la salud y equipos de diagnóstico correspondiente a un consultorio médico (baumanómetro, glucómetro, aparato para medir triglicéridos y tiras reactivas).

Lo anterior, abundó, demuestra incongruencia entre el aviso de funcionamiento como expendio de suplementos alimenticios y las actividades que se desarrollan.