Chilpancingo está rodeado del crimen organizado: Alcalde

Marco Antonio Leyva, pide mayor coordinación con el estado y la federación para contener la violencia. Dijo que prevén reunierse con comités de vecino vigilante para diseñar una estrategia.

Chilpancingo

Ante el recrudecimiento de la violencia, el alcalde Marco Antonio Leyva Mena reconoció que Chilpancingo está rodeado por organizaciones delincuenciales, por lo que es necesario incrementar la coordinación entre los tres niveles de gobierno.

En el inicio de un recorrido en el mercado central de Chilpancingo, el jefe de cabildo admitió que hay en estos momentos un repunte muy fuerte de la violencia en parte importante de la región Centro de Guerrero, por lo que es importante que cada instancia de gobierno trabaje en el ámbito de su responsabilidad.

En esa parte, precisó que el tema del crimen organizado es un asunto que entra en el ámbito del gobierno estatal y de la federación, aunque al ayuntamiento le corresponde avanzar en el tema de la prevención del delito.

En el tema de la prevención, dijo que está proyectando una reunión de trabajo con todos los comités de vecino vigilante que se han instalado en la cabecera municipal, con los que se diseñará una estrategia para dar el manejo más adecuado al programa de Fortalecimiento en materia de Seguridad Pública.

El arribo del alcalde al mercado Baltazar R. Leyva Mencilla coincidió con el momento en que policías del estado retiraban una manta con mensajes intimidatorios de un grupo delictivo hacia otro, la cual permaneció en lo alto de un puente peatonal durante más de 24 horas.

Dijo que se espera que haya una respuesta puntual por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), el Ejército Mexicano, la Policía Federal (PF) y la Procuraduría General de la República (PGR) ante las últimas acciones de las organizaciones criminales.

Indicó que los grupos delictivos con frecuencia recurren al factor sorpresa para realizar diversos ataques, lo que obliga a las autoridades a proceder con mayor inteligencia, de ahí que se hayan instalados centros de detección en las principales entradas a la ciudad.

"Chilpancingo está rodeado de grupos organizados dedicados a la delincuencia; por el lado de Mochitlán hay un grupo muy conocido (los ardillos), por el lado de Tlacotepec otro, en el lado de Leonardo Bravo otro, en tanto que de Tixtla y Chilapa otros más".

Remató: "Por si fuera poco, las policías comunitarias que también llegan a generar algunas expresiones de tensión".