• Regístrate
Estás leyendo: Chapalita y Univa declaran la guerra al unicel
Comparte esta noticia
Domingo , 22.07.2018 / 03:54 Hoy

Chapalita y Univa declaran la guerra al unicel

El proyecto “Chapalita Colonia libre de Unicel” busca exhortar a restaurantes y sitios de comida a evitar el uso de esos desechables y despertar la conciencia de los usuarios.

Publicidad
Publicidad

Agustín del Castillo

La colonia Chapalita está empeñada en ser la primera libre de unicel, un material desechable derivado de petróleo que es de difícil degradación (técnicamente: poliestireno expandido, EPS, por sus siglas en inglés) y que hace de la tarea de reciclar una labor compleja, dado el gran volumen que suelen tener esos recipientes.

Para el efecto, los colonos se han unido a una propuesta que nació en la Universidad del Valle de Atemajac (Univa). Por un lado, exhortar a los restaurantes y sitios de comida de este asentamiento residencial tapatío, a evitar el uso de esos desechables y despertar la conciencia de los usuarios. Por el otro, la instalación de contenedores específicos, en la zona de la glorieta.

Liliana Arechavala Guevara, coordinadora del programa y docente de la Univa, explicó: “la invitación a la población que ahora que se nos vienen las posadas y tanta cosa festiva, que tratemos de ser un poquito más ecológicos y busquemos erradicar el uso de unicel en unión o como sociedad para vivir en un mejor planeta”. El modelo es la propia universidad, que es 100 por ciento libre de humo de tabaco y que hace un año logró erradicar el uso de popotes y desechables de unicel.

El proyecto se denomina “Chapalita Colonia libre de Unicel”; ha sido respaldado por los colonos y será una campaña intensa, se tocará “casa por casa” de unas tres mil que existen en la zona, se entregará información del grave daño ambiental –los derivados del petróleo no solamente implican gases de efecto invernadero como combustible, sino que si no se liberan a la atmósfera, son de muy difícil degradación, hasta mil años- y a la salud que entraña usarlos, y la exhortación de emplear desechables biodegradables, o bien, recipientes de reúso, como se solía hacer en el pasado, antes de que aparecieran los desechables. La estimación es que cerca de 20 por ciento de la basura diaria podría ser de unicel.

La campaña #YaLargateUnicel arrancó desde septiembre pasado en la colonia, pero en el campus de la Univa, el resultado es palpable: en su cafetería solo se sirven productos en cuencos hechos de un material biodegradable hecho a base de fibras de caña.

GPE

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.