REPORTAJE | POR VERÓNICA LÓPEZ

Crece industria de cerveza artesanal en Puebla

La cervecera 5 de Mayo utiliza agua filtrada por los volcanes

Las poco más de 20 casas productoras poblanas alcanzaron el año pasado una producción de 70 mil litros de cerveza; el estado fue el quinto con más presencia de bebida en el mercado.

Puebla

Aunque la cerveza artesanal apenas tiene una participación de 0.5 por ciento en el mercado, la sed de los consumidores alienta su demanda y presencia en restaurantes, boutiques gourmet y tiendas de bebidas especializadas del país.

De cada 10 botellas vendidas en restaurantes típicos al menos tres son artesanales

Óscar Peregrina, jefe cervecero de la micro cervecera 5 de Mayo, ubicada en Atlixco Puebla, refiere que estas bebidas de categoría Premium ganan terreno en los paladares mexicanos por su variedad de sabores, aromas, consistencias y estilos, por lo que se prevé que en poco tiempo se consolidarán en el mercado sin perder los detalles que las caracterizan.

"El movimiento cervecero artesanal comenzó a crecer hace unos seis o siete años, va ganando terreno, no a los pasos que quisiéramos, pero va creciendo; el consumo aún es menor al uno por ciento pero ya hay una planeación de cómo aumentar la presencia. Hace uno o dos años existían por lo menos 15 micro cerveceras y ahora seguramente el número se ha duplicado".

Pese a la competencia que representan las grandes marcas cerveceras, actualmente en el país existen más de 200 marcas de cerveza artesanal, aunque el reto es incrementar el consumo pero de manera responsable.

"Hay personas que están comenzado a conocer el mundo de la cerveza artesanal y eso nos alienta porque las dos grandes cerveceras que más venden en México fueron absorbidas por grupos transnacionales y ahora las micro cerveceras son productos nacionales".

Óscar explica que el aumento en el consumo se debe también a la calidad y los insumos con que se elabora esta bebida, pues se producen principalmente con insumos importados debido al acaparamiento de las grandes firmas comerciales que dominan los convenios de agricultura de contrato, y acaparan la materia prima nacional como la cebada, maltas, o el lúpulo, que según el estilo de las casas cerveceras se mezclan con extractos de frutas o hierbas nacionales.

"Elaborar cerveza es similar a cocinar"

A través de festivales cerveceros y gastronómicos dan a conocer la variedad de marcas

Bajo la asesoría del maestro cervecero Patrice Schoune, originario de una larga línea de agricultores belgas, y la suma de capital nacional y extranjero, se fundó en Atlixco, Puebla, la Cervecería 5 de Mayo (C5) en diciembre de 2012.

La micro cervecera que opera bajo la batuta del empresario Carlos Bencomo, inició con una producción de 300 a 400 cajas mensuales y a finales del año pasado logró incrementar su volumen a 5 mil cajas, cuyo producto se comercializa en alrededor de 200 restaurantes de Puebla, Atlixco y Distrito Federal, cadenas de distribución en Valle de México, Guadalajara, Monterrey y Aguascalientes.

Óscar Peregrina, refiere que actualmente C5 produce de manera rústica dos cervezas de creación propia bajo las marcas Saga y Osadía, las cuales combinan sabores y aromas que conquistan cualquier paladar, porque al final "elaborar cerveza es similar a cocinar" por la selección de ingredientes para quienes buscan transformar sus sensaciones al momento de consumirla y degustarla con diferentes alimentos.

Saga, una cerveza clara tipo ale blanca con aromas cítricos, que conquista el paladar por su sabor refrescante "se puede tomar en temporadas calurosas con 6 por ciento de grado de alcohol".

Además de Osadía, tipo ale oscura, que combina notas a caramelo, frutos secos, ligeros toques a chocolates, más robusta con 6.3 por ciento grados de alcohol, y que se aconseja acompañar con platillos especiados o marinados.

Ambas cervezas son de fermentaciones altas que requieren temperaturas superiores a los 18 grados con levaduras distintas que generan sabores afrutados, más aroma y más cuerpo. Una sola cerveza se produce entre 26 a 27 días por el proceso de fermentación en tanques regulados, maduración y refermentación en botella.

Agua filtrada de los volcanes, valor agregado

La fábrica 5 de Mayo se ubica dentro de la Hacienda de San Mateo, en el corazón de Atlixco, sitio fundado en el siglo XVII que destaca por su belleza y valor histórico.

La ubicación de este recinto permite a esta casa cervecera utilizar agua filtrada por los volcanes para la producción de la bebida.

Óscar Peregrina explica que el agua constituye el 90 por ciento de una cerveza, "es agua que viene previamente filtrada por los volcanes, que tiene una dureza ideal para los estilos de cerveza que produce la empresa y debe ser la misma agua todo el año, ésa es una de nuestras ventajas. Hace cientos de años las cerveceras se establecían donde había buenas fuentes de agua de muy buena calidad, por eso se instalaban cerca de ríos o lagos, para nosotros la ventaja de estar cerca de fuentes del deshielo de los volcanes nos permite tener agua fresca y tiene la cantidad de sales que se requiere para fermentación. Ésa es la principal razón aunada a otras dos más (razones) fue la decisión de instalarse en Atlixco, Puebla".

¿Ha sido difícil colocar el producto en el mercado?

-Sí ha sido difícil, sin embargo hemos visto que en países como Estados Unidos o Canadá donde hace 30 años se vivió una situación similar donde las grandes industrias cerveceras acaparaban todo el mercado, las personas empezaron a conocer el mercado artesanal y el mercado comenzó a crecer; actualmente en Estados Unidos ya existen 2 mil 500 cervecerías y es justamente a lo que queremos llegar en el país a tener una participación del 5 por ciento de consumo de cerveza en el país. Ha habido trabas, pero la gente acepta mejor el producto.

¿Planes en el extranjero?

-Nos gustaría exportar al extranjero, ya está la planeación y el proceso para buscar distribuidores. El principal mercado por atacar es Estados Unidos, donde existe una creciente demanda de cerveza artesanal. El hecho de poder introducirnos en este mercado es un reto en producción, en ventas, en marketing, porque si es difícil hacerlo local ahora exportarlo. Pero en ese país hay una demanda y el tener la estrategia del nombre 5 de Mayo nos ayuda a posicionarla con el mercado latino.

Preparan edición especial para Fiestas de Mayo

La microcervecera 5 de Mayo prepara una edición especial para las próximas fiestas alusivas a la Batalla de Puebla contra el ejército Francés.

"Estamos a días de elaborar la cerveza conmemorativa a esta fecha adicional a nuestras dos cervezas de línea, a finales del año pasado sacamos un producto especial que se maduró seis meses con 8 por ciento de alcohol en presentación de 660 mililitros por pieza y fue una edición que no se volvió a hacer y probablemente no se haga otra vez, tuvo una muy buena aceptación, se vendió en dos semanas un lote de mil 500 litros, fue una cerveza para compartir y en estas fechas buscamos hacer algo similar para conmemorar la fecha que al final es emblemática para los poblanos y es parte de la identidad de la empresa. La receta es una sorpresa y la idea es que salga a la venta en días próximos al 5 de Mayo".

Crece producción de cerveceras poblanas

Por primera vez, las poco más de 20 casas productoras poblanas alcanzaron el año pasado una producción de 70 mil litros de cerveza, con lo que el estado fue el quinto con más presencia de bebida en el mercado.

Las productoras locales han logrado colocar en el mercado más de 50 etiquetas en restaurantes y tiendas especializadas no sólo en Puebla sino en estados del norte y centro del país.

Tal es la demanda de nuevas opciones cerveceras que de cada 10 botellas vendidas en restaurantes típicos del estado, bares o pubs, al menos tres son de origen artesanal.

Aunque el costo de una botella de cerveza artesanal de 355 mililitros que se vende entre los 35 hasta los 60 pesos, casi triplica a la de una marca comercial, de 15 a 17 pesos, los consumidores buscan productos más exclusivos ya en tiendas especializadas como Prissa, departamentales como Liverpool, en tiendas de autoservicio en restaurantes y cervecerías.

Es a través de festivales cerveceros, gastronómicos, establecimientos bajo el esquema de franquicias, o venta directa como los productores poblanos dan a conocer la variedad de las marcas que ya existen en el mercado.

Entre las etiquetas más reconocidas destacan: Bambusa, Bayernbräu, Karamawi, Homero, Licha, Saga y Osadía, Mirra, Brigal, entre otras que se producen en municipios como Chipilo, Tehuacán, Atlixco, Huejotzingo, Puebla y Cholula.

La Asociación de Cerveceros de Puebla (Acerpue), resalta que además de atender la demanda doméstica, algunas firmas ya apuestan por expandir su presencia en otros países, sobre todo en Centroamérica y Estados Unidos.

La Cervecería 5 de Mayo (C5) inició con una producción de 300 a 400 cajas mensuales y a finales del año pasado logró incrementar su volumen a 5 mil cajas.

La fábrica 5 de Mayo se ubica dentro de la Hacienda de San Mateo, en el corazón de Atlixco, sitio fundado en el siglo XVII que destaca por su belleza y valor histórico.

La ubicación de este recinto permite a esta casa cervecera utilizar agua filtrada por los volcanes para la producción de la bebida.

Actualmente prepara una edición especial para las próximas fiestas alusivas a la Batalla de Puebla contra el ejército Francés.

Las productoras locales han logrado colocar en el mercado más de 50 etiquetas en restaurantes y tiendas especializadas no sólo en Puebla sino en estados del norte y centro del país.