Elaboran cerveza de café en Oaxaca

La su creador, Eduardo Rodríguez,  “es genial” para esos días de verano calurosos en los que los amantes del café se ven resignados a poner en espera su respectiva tacita por el calor que hace.
La cerveza se basó en los aromas del café.
La cerveza se basó en los aromas del café. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

Cafeticultores de Oaxaca, elaboraron la primera cerveza artesanal hecha a base de café, que buscará competir a nivel nacional con las de cebada y malta.

El impulsor del proyecto, Eduardo Rodríguez, dijo que la idea salió de mezclar los licores con el aroma del café

“Nosotros hemos innovado con este nuevo producto que está regulado, patentado y certificado como una bebida artesanal elaborada para los paladares más exigentes”.

Originarios de la comunidad rural de San Isidro del camino, perteneciente a Candelaria Loxicha, Pochutla, precisó que la cerveza de café puede ser posible de los granos de café agregados durante la fermentación de una cerveza de hasta 6 grado de alcoholemia.

Se trata dijo de una  idea genial para esos días de verano calurosos en los que los amantes del café se ven resignados a poner en espera su respectiva tacita por el calor que hace.

Abundo que con este nuevo proyecto se ofrece una alternativa a un gran segmento del mercado  que no había sido explotado.

Dijo que la cerveza de café de Oaxaca, buscara ser introducida dentro de los restaurante gourmet y los café internet de México, existiendo amplias posibilidades de empezar a exportarla a Estados Unidos y Sudamérica.

Dijo que la cerveza de café es elaborada artesanalmente por unas 100 familias de la zona costera del pacifico sur que también se dedican a la pizca de café.

Actualmente el estado de Oaxaca produce unos 450 mil quintales que llegan a generar  un millón de sacos de café al año.

En los últimos 15 años la producción cafetalera se desplomo a la mitad de su producción, datos del Consejo Estatal del Café, revelan que en 1996 la producción neta anual de café era de 2 millones 500 mil sacos.

Por ello los cafeticultores que sobreviven han buscado diversas alternativas como ciber-café o cafeterías, tiendas de abasto de café para cafeteras, además de incursionar en la elaboración de derivados como el chocolate café y el licor de café.