Indagan robo como móvil en caso de catedrático de Morelos

El secretario de Gobierno del estado, Jorge Messeguer, dijo que hoy concluirán las pruebas periciales y que antes del mediodía se dará a conocer la información.
El martes 6 de mayo, estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos recordaron, con danzas prehispánicas, lectura de poesía, mariachis y velas que formaban las palabras "CHAO" y "SARA",  al doctor Alejandro Chao Barona y a su esposa, asesinados en su domicilio el lunes 5 de mayo.
El martes 6 de mayo, estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos recordaron, con danzas prehispánicas, lectura de poesía, mariachis y velas que formaban las palabras "CHAO" y "SARA", al doctor Alejandro Chao Barona y a su esposa, asesinados en su domicilio el lunes 5 de mayo. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El secretario de Gobierno de Morelos, Jorge Messeguer, informó que investigan el móvil de robo en el caso de los asesinatos del catedrático Alejandro Chao Barona y su esposa Sara Rebolledo.

Dijo que se están recabando las pruebas y que antes de este mediodía se darán a conocer los resultados.

"Pareciera que se trata de un móvil de un robo", señaló Jorge Messeguer en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva.

Detalló que se investiga si los asesinos conocían a las víctimas, quienes presuntamente sorprendieron a los delincuentes cuando intentaban robar su domicilio.

El funcionario dijo que para confirmar esta información se realizaron cateos y se analizaron videos.

Admitió que el asesinato del catedrático de la Universidad Autónoma del estado de Morelos (UAEM) ha indignado a la sociedad, que está en su derecho de exigir que se esclarezcan los hechos.

"Era una persona muy querida, un maestro muy querido por lo estudiantes", afirmó.

Jorge Messeguer afirmó que el homicidio del académico no se trata de un hecho que tenga que ver con un esquema de violencia de la entidad.

Ayer, Alberto Capella, comisionado de Seguridad en Morelos, dijo que los asesinos del catedrático Chao Barona y de su esposa Sara Rebolledo los conocían e incluso sabían cuál era su rutina.

"Presumimos que las personas que estaban en el domicilio evidentemente las víctimas las conocían", dijo Capella ayer.

El comisionado de Seguridad en Morelos descartó que el móvil del crimen fuera un asalto ya que no faltan bienes materiales en el domicilio del académico de la UAEM.