Astudillo se compromete a resolver caso Ayotzinapa

El candidato a la gubernatura de Guerrero por la alianza PRI-PVEM dijo que de ganar las elecciones, fungirá como puente de comunicación con los padres de los normalistas y del magisterio disidente.
El candidato a la gubernatura de Guerrero por la alianza PRI-PVEM, Héctor Astudillo Flores.
El candidato a la gubernatura de Guerrero por la alianza PRI-PVEM, Héctor Astudillo Flores. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

El candidato a la gubernatura de Guerrero por la alianza PRI-PVEM, Héctor Astudillo Flores, se comprometió a esclarecer el caso Iguala-Ayotzinapa, en caso de ganar las elecciones y dijo que no cometerá el nepotismo.

En Chilpancingo, el candidato sostuvo un encuentro con comunicadores de las siete regiones en los jardines de su casa, de la que explicó algunos detalles sobre cómo la adquirió durante el periodo en que fungió como senador, de 2006 a 2012.

"Creo que lo sucedido en Iguala es una circunstancia que por ningún motivo debe volver. Los últimos cinco meses han colocado a Guerrero como un estado en retroceso, es lamentable lo que sucedió, pero también es mucho lo que ha sucedido en lo social, lo económico y lo político", refirió en torno a las secuelas que dejaron los ataques del 26 de septiembre en Iguala.

Manifestó su interés de fungir como puente de comunicación con los padres de los 43 jóvenes desaparecidos, la comunidad estudiantil de la Normal Rural de Ayotzinapa y del magisterio disidente.

"Yo siempre he estado del lado de ellos, lo he expresado en la tribuna del Congreso y ante los medios de comunicación, cuentan con mi solidaridad y tengo el compromiso de dar seguimiento al caso", anotó.

Derivado del conflicto estudiantil y magisterial, reconoció que hay lugares en donde se vive un momento sumamente difícil, razón por la que se debe manejar con cuidado y prudencia para no generar una mayor polarización.

Respecto al respaldo de su dirigencia nacional, reconoció que hace muchos años que los operadores del centro habían estado distantes de la entidad, sin embargo, al momento de su registro sí acudió César Camacho y mantiene una comunicación frecuente.

Cuestionado sobre la posibilidad de que el diputado local con licencia, Rubén Figueroa Smutny, sea candidato a la alcaldía de Acapulco, Astudillo Flores se limitó a señalar "Yo me voy a coordinar con todos los que quieran trabajar, con quienes tengan compromiso con nuestra tierra; con Acapulco, Chilpancingo, Zihuatanejo, Chilapa y Iguala y Altamirano, con todo el estado".

Manifestó que los candidatos a las alcaldías deben ser los que ganen las elecciones, porque se entiende que los comicios serán sumamente competidos.

"Va quien nos lleve a la competencia; de lo que se trata es de ganar, no de poner amigos ni compadres", sostuvo.

En el desayuno se abrió un espacio para la participación de la esposa del candidato, Mercedes Calvo, quien sostuvo que el 7 de junio la población va a salir a votar de manera libre.

"Quienes apoyen a mi esposo saben que van a votar por Héctor Astudillo, no por la familia Astudillo Calvo", apuntó.

De esa manera, el candidato y su esposa asumieron el compromiso de no permitir que haya nepotismo en el próximo gobierno, si es que los electores deciden que el tricolor regrese a la titularidad del Poder Ejecutivo local.