• Regístrate
Estás leyendo: Casa Montaña, clave en la reconstrucción de las obras
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 00:32 Hoy

Casa Montaña, clave en la reconstrucción de las obras

La empresa se encargó del rearmado bajo las reglas de conservación del INAH.

Publicidad
Publicidad

En un tiempo récord de seis meses, la empresa Casa Montaña restauró los seis vitrales históricos de Palacio de Gobierno, además de rediseñar uno más ubicado en la entrada principal.

Ubicado en Torreón, Coahuila, el taller tiene más de un siglo de historia en el trabajo del vidrio. Tras la destrucción de las piezas el pasado 5 de enero, fueron los elegidos para encargarse de la restauración.

Fernando Montaña Vázquez, quien ahora dirige la empresa, relata que el proceso requirió conservar fragmento originales de los vitrales, restaurar piezas y tener que hacer de nuevo áreas completas de las obras.

“Hubo secciones completamente destruidas, entonces se tuvo que redibujar de nuevo y volver a armar de nuevo”, refiere Montaña Vázquez.

El personal completo del taller se dedicó estos seis meses a culminar la hazaña de restaurar los vitrales en el plazo estimado. Fueron 12 las personas involucradas en todo el proceso.

Parte del vidrio fue encargado a la empresa Crystal Wand Creations, en Kokomo, Indiana, la misma que aportó la materia prima a comienzos del 1900 para la creación de las obras.

“Se fue rearmando el rompecabezas, hubo piezas que se pudieron conservar como lo dicta el INAH en restauraciones. A la mejor encontraron alguna pieza que se vea parchada, pero es por eso, siguiendo esos criterios”, describió.

Trabajar con los vitrales destruidos tras la manifestación ciudadana del 5 de enero fue rearmar un rompecabezas. Un caso fue el ventanal donde se representa a Ignacio Zaragoza, que sufrió daños en el 60 por ciento de la estructura.

“Sí fue muy rápido, se fueron dando las cosas, por ejemplo hay cosas que no puedes hacer más rápido, como es esperar el vidrio, fuera de ahí se trata de un trabajo que demandó la participación de todos los del taller para terminar a tiempo”, afirmó Fernando Montaña.

Para el rediseño de la obra central, que representa el Escudo Nacional, se requirieron de fotografías de principios del 1900 para obtener la imagen original y plasmarla de nuevo en el cristal.

El taller Casa Montaña se fundó hace más de un siglo en Torreón. Gabriel Montaña Trías, quien por años llevó las riendas del negocio, no pudo asistir al regreso de los vitrales al Palacio de Gobierno.

Sin embargo, su hijo externó los sentimientos que despertaron en Gabriel Montaña trabajar en la restauración de las obras.

“Mi papá está muy contento y agradecido por la confianza que tienen con nosotros”, refirió Fernando Montaña Vázquez.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.