Lanzarán cartilla de vacunación electrónica

A la cartilla de cartón se le colocará un chip, el cual subirá a la nube del Sistema Nacional de Vacunación la información del historial de inmunización y enfermedades.
Recomiendan vacunar a menores de edad, pues aún siendo costosa (requiere tres dosis) resulta “cien veces menos onerosa”
(Milenio)

Ciudad de México

La Secretaría de Salud lanzará la Cartilla Electrónica de Vacunación que contendrá todo el historial de inmunización y enfermedades de los menores de cero a cinco años de edad y ubicará de manera electrónica las zonas donde las campañas son deficientes o podría registrarse un eventual brote o riesgo epidemiológico.

Miguel Betancourt, director de soluciones globales del Instituto Carlos Slim de la Salud explicó que a la Ssa se le donó la aplicación tecnológica desarrollada y que consiste en la colocación de un chip dentro de la cartilla tradicional de cartón con la diferencia de que toda la información se captará y registrará en la nube del Sistema Nacional de Vacunación.

Betancourt explicó que este 20 de septiembre la dependencia federal comenzará con un piloto durante el cual se seleccionarán a 2 mil niños y bajará la aplicación en computadoras convencionales, celulares y tabletas que serán manejadas por el personal de salud encargado de vacunar tanto en clínicas y hospitales, como en las caravanas de la salud que recorren zonas marginales y rurales.

En el 2015, dijo, conforme al proyecto es que se alcance a más de 500 mil niños hasta cumplir con la meta de abarcar a la totalidad, 15 millones de infantes mexicanos.

La aplicación desarrollada por el Instituto Carlos Slim de la Salud es conocida como Near Field Communication, una tecnología inalámbrica de corto alcance y alta frecuencia con lo cual se enviará en tiempo y forma toda la información a la nube del Sistema Nacional de Vacunación así como al Registro Nacional de Base de Datos centrado en tener identificado el nombre, lugar de nacimiento y el estatus de salud del menor conforme a los parámetros constitucionales establecidos.

El chip contenido en cada cartilla tradicional, cuyo costo inicial es de 50 pesos cada uno con la posibilidad de disminuirlo hasta 15 pesos, está protegido "contra hackeos" y cualquier tipo de fuga de información que afecte los derechos de los menores.

Uno de los aspectos esenciales de la cartilla electrónica es que identificará, por ejemplo, los focos rojos en materia de cobertura real y eficacia en la inmunización porque independientemente de que se distribuya en México un sistema basto de vacunas muchas veces éstas se desperdician por carecer de un sistema adecuado de refrigeración o de frío, o muchas veces las dosis enviadas no resultan las suficientes para la demanda real o simplemente resulta imposible que un frasco contenga todas las dosis estimadas.

De igual manera, reducirá los errores detectados ya que con frecuencia los prestadores de servicio por su mala caligrafía ponen datos equivocados de las vacunas aplicadas y, lo grave, es que este tipo de errores podrían causar que algunos niños no sean adecuadamente inmunizados. 

"México ha logrado erradicar varias enfermedades y errores de esta naturaleza podrían representar nuevos brotes preocupantes", precisó.