Acusan a hoteleros de QR de ser principales evasores de impuestos

El gobernador Carlos Joaquín anunció un agresivo programa, con apoyo del SAT, para terminar con la defraudación fiscal, ya que es fundamental para sanear la economía estatal.
El secretario de Finanzas y Planeación, Juan Vergara Fernández.
El secretario de Finanzas y Planeación, Juan Vergara Fernández. (Fernando Meraz)

Cancún

El gobernador Carlos Joaquín González aseguró que los hoteleros de la entidad son principales evasores de impuestos y anunció "un agresivo programa, a partir de enero próximo para acabar con la defraudación fiscal que llega a 600 por ciento anual, esto es clave para sanear la economía estatal".

El secretario de Finanzas y Planeación (Sefiplan) Juan Vergara Fernández, explicó que este plan se pondrá en marcha con apoyo del Sistema de Administración Tributaria Federal (SAT) y advirtió que acabar con la evasión es propósito decidido del gobierno para sanear sus finanzas, de otra manera no será posible.

Reiteró la afirmación de Carlos Joaquín y señaló: "Hay un 600 por ciento de defraudación fiscal, ese dato es muy grave", dijo en reunión de ambos con diputados, para presentar el paquete de reformas de disciplina financiera.

"El eje vital del plan gubernamental para sanear las finanzas del estado es abatir ese 600 por ciento de evasión fiscal, tenemos que generar nuestros propios ingresos", afirmó.

Expuso que actualmente hay en Quintana Roo una inversión por unas cien mil habitaciones hoteleras, lo que genera una incongruencia que no se corresponde con lo que se paga en impuestos.

"Hoy los turistas llegan a Quintana Roo con un papelito que dice que ya pagaron hospedaje, transporte, alimentación, paseos y visitas a parques, pero el dinero no entra al estado".

Explicó a los diputados que los números fueron proporcionados por el SAT, y concuerdan con normas internacionales del pago de impuestos sobre la renta, que hacerse en el lugar en donde se genera el beneficio.

La campaña será apoyada por el sistema central del SAT central para recuperar el fraude, no creo que alcancemos el 600 por ciento en un año, pero se reducirá drásticamente la defraudación fiscal".

Advirtió: "Esto no será emprender una férrea fiscalización, no se trata de eso, solicitaremos que se cumpla la ley. La situación jurídica está dada; solo hay que optimizarla".

Vergara Fernández no quiso especular con cifras de resultados, pero aclaró que hay posibilidad de aumentar por seis la recaudación propia del estado durante la actual administración.

Con este plan, el gobierno espera abatir el déficit fiscal actual de dos mil 600 millones de pesos de este año, a 89 millones en 2019 o 2020.

Lo ideal sería "dejar en cero" este déficit al fin de la administración, pero si no se termina la evasión fiscal, los ingresos fuera del presupuesto y los subsidios descontrolados, no permitirán cumplir objetivos, agregó.

Acerca de los subsidios, dijo que solo se mantiene la subvención de 400 mil pesos para compra de vivienda, todos los demás están a revisión, afirmó.


MMR