• Regístrate
Estás leyendo: Capacitación y protocolo para definir si perro debe portar bozal
Comparte esta noticia

Capacitación y protocolo para definir si perro debe portar bozal

La reglamentación en Zapopan generó polémica al señalar que perros considerados como agresivos ser acompañados por un bozal.

Publicidad
Publicidad

Las modificaciones edilicias en la reglamentación en el Ayuntamiento de Zapopan dejaron notar un articulado, esto respecto a la obligatoriedad de que los perros deben poseer correa cuando paseen en la calle, y bozal los canes "agresivos o entrenados para el ataque". Sin duda, dicha disposición municipal ha causado molestias, dudas y enojo de la ciudadanía.

El artículo 15 del Reglamento de Sanidad, Protección y Trato Digno para los animales en Zapopan señala que "toda persona que transite con su mascota por la vía pública, está obligada a llevarla con una correa adecuada" y "tratándose de perros considerados como agresivos o entrenados para el ataque, deberán ser acompañados por sus dueños, custodios o entrenadores con una correa, una perchera y un bozal".

Zoila Gutiérrez Avelar, regidora priista en el Ayuntamiento de Zapopan, explicó que ese artículo aparecía en el reglamento de Sanidad, Protección y Trato Digno para los animales y por lo tanto no es de nueva creación. Ahora se trasladó "para conjuntar todas las normas de sanciones y de derechos de los animales al Reglamento de Policía".

El punto que ha marcado la controversia es la referente a la portación de bozal para aquellos "perros considerados como agresivos o entrenados". La regidora confirma que la redacción del articulado no tiene como objetivo el estigmatizar a razas en específico. Sin embargo, la información y percepción que se tiene sobre linajes, las pueden poner en la mira de dicha reglamentación.

"Es mantener el justo medio y por eso es la palabra que queda muy amplia pero no sé si podamos encontrar una más que la pueda sujetar en la parte de que se consideren peligrosos. Y aunque sean perros se dice, 'entrenado para el ataque', entonces no debe de ser para todos, no debe de ser para todas las razas porque no lo dice así la norma. Se puede hacer una revisión y hacer un mejor texto", dijo la edil.

Todo perro que pertenezca a razas como el rottweiler o el pit bull se considera como agresivo a pesar de que esto no puede generalizarse. Un individuo de ese linaje no puede considerarse peligroso sólo por pertenecer a ese grupo. Pero también hay canes pequeños como los chihuahuas que también llegan a atacar a las personas pero su fuerza es menor a otras.

Ahora será tarea de los Policías Municipales aplicar las sanciones y dependerá de su criterio al aplicar la reglamentación. Por tal razón, la regidora sugiere la capacitación a los gendarmes de Zapopan.

Manuel Lomelí es perito en comportamiento canino y opinó respecto al reglamento que obliga la portación de bozal en "perros considerados como agresivos o entrenados para el ataque". Afirmó que debe establecerse un protocolo que determine qué especie y por qué debe portar dicho instrumento en su hocico.

"Quién determine que el perro es totalmente agresivo o es un perro antisocial o es un perro delictivo. Quién está haciendo ese tipo de cosas y en qué se están basando para determinar todos los perros deben de traer bozal o cuántos perros deben de traer bozal o cuáles son las razas peligrosas que deben de traer bozal", agregó el experto en comportamiento animal.

Agregó que debe de existir mecanismos en los que sean certificados los ciudadanos como responsable canino para que tengan un cuidado de sus mascotas, y así, la reglamentación no se centre en la portación obligatoria de un bozal.

"Para todo tenedor de un perro decirle 'tú estás apto para traer este perro en la calle, el protocolo es esto, certifícate y si no pasas no puedes tener ese tipo de perro'. El otro lado de la moneda es que si hay gente que sí puede tener ese tipo de perros y la misma sociedad, el mismo gobierno, el policía va a decir 'no puedes' porque está tachado como raza peligrosa. Raza peligrosa es el desconocimiento que tiene el propio individuo al no saber lo que tiene como perro y las mismas instituciones también son peligrosas porque están generalizando", señaló.

Las sanciones por la violación no llevar a su perro con perchera, correa o cadena van a partir de los mil 184 pesos hasta los cuatro mil 144 pesos. Manuel Lomelí afirmó que actualmente los policías no cuentan con la preparación para conocer el comportamiento de los animales y así definir si debe o no llevar un bozal.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.