• Regístrate
Estás leyendo: Un caos Hospital General de Lerdo: sin medicinas y malos tratos
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 21:46 Hoy

Un caos Hospital General de Lerdo: sin medicinas y malos tratos

Dos mujeres narraron que llevaron a sus hijas porque tuvieron complicaciones en sus partos y las mandaron a comprar medicamentos porque no hay si quiera ácido fólico.

Publicidad
Publicidad

Usuarios del Hospital General de Lerdo, procedentes en su mayoría de comunidades rurales manifestaron su molestia y desesperación debido a la falta de medicamentos aunado, a los malos tratos que aseguran reciben por parte del personal.

La falta de recursos económicos así como de seguridad social, los obliga a ir a esta institución, sin embargo, son muchas peripecias que deben atravesar como lo señaló María Abdulia Ortega.

Procedente de Villa Juan E. García, desde las 8:00 de la noche de ayer miercoles ingresó a su hija porque estaba a punto de dar a luz.

El problema se agudizó ya que le bajó la presión y como no había medicamentos le dieron la receta para que los comprara. Durante la mañana estuvo en espera de que le llegara un dinero para adquirirlo.

Otro de los casos es el de Griselda Ramírez quien radica en Villa Nazareno y acudió debido a que el martes pasado su hija de siete meses de embarazo se sintió mal. Narró que al llegar, el doctor de quien olvidó su nombre le dijo que solamente estaba deprimida, pero tenía anemia.

En el Hospital General no había ni ácido fólico ni hierro y tuvo que comprarlo. Desde el martes a la fecha Griselda ha gastado alrededor de 500 pesos.

Aunque se buscó la versión del director del Hospital General, Fernando Antonio Soto Pico, sobre la falta de medicamentos y la situación que en general impera, no fue posible ya que de acuerdo con su asistente también estaba buscando medicamentos y los insumos que requieren con urgencia.

dcr

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.